Fiestas bajo pandemia: pocas personas, burbuja y barbijos

El presidente de la Sociedad Argentina de Infectología, Omar Sued, explicó a Télam que además de festejar en lugares abiertos y en grupos reducidos de pocas familias, también es importante acotar el tiempo, “la previa y lo posterior”.

Infectólogos, funcionarios de Salud y la propia Organización Mundial de la Salud (OMS) comenzaron una campaña para pedir que este año, al pan dulce, la sidra y los turrones se sumen también el barbijo, la “cuarentena previa” y los encuentros en “burbujas pequeñas”.

“Hay que tener presente que el barbijo solo hay que sacárselo para comer y no estar dando vueltas por la cocina, charlando con todos sin protección”, le dijo a Télam Omar Sued, presidente de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI) y miembro del comité de asesores del presidente Alberto Fernández.

“Lo más problemático para las fiestas es el lugar, la cantidad de personas, la previa y lo posterior, no es lo mismo una reunión de dos familias de doce personas cada una que siete familias de dos, el riesgo es mucho mayor, por eso lo ideal son pocas personas y pocas burbujas”, explicó Sued sobre las precauciones para estas fiestas.

El ministro de Salud de la provincia de Buenos Aires, Daniel Gollán, enfatizó en diálogo con Télam que “el uso de barbijos en los momentos que no se coma es fundamental”.

Un día después de la reunión que mantuvo con sus pares de Nación y Ciudad para analizar el freno en la curva de descenso de casos de coronavirus en la región metropolitana, Gollán aseguró que “para las fiestas, estamos recomendando diez acciones básicas para evitar los contagios. Una de las claves es el distanciamiento social y junto al uso del barbijo, no compartir vasos, cubiertos, ni abrazarse ni besarse son acciones importantes para respetar el distanciamiento”.

“Puede resultar incómodo llevar mascarilla y respetar las distancias cuando se está con amigos o familiares, pero esto ayudará en gran medida a que todos estemos seguros y sanos”, señaló la oficina de la OMS en Europa en un comunicado en el que recomienda “usar una mascarilla y mantener las distancias” durante las reuniones familiares.

Sued explicó que además de festejar en lugares abiertos y en grupos reducidos de pocas familias, también es importante acotar el tiempo, “la previa y la posterior”, dijo.

“No es lo mismo si llego a las siete de la tarde, me siento a cenar a las doce de la noche y me quedo guitarreando hasta las siete de la mañana, que si brindo y a la una ya estoy de vuelta en mi casa, hay que reducir el tiempo de contacto”, señaló el infectólogo.

En la página oficial argentina.gob.ar, el Gobierno nacional enumeró una serie de recomendaciones para las fiestas y además del repetido recaudo de festejar al aire libre y, de no ser posible, en lugares bien ventilados, pidió “limitar las reuniones y/o festejos familiares o sociales durante los 14 días previos, más aún, si está previsto compartir fiestas con personas que presenten factores de riesgo, principalmente mayores de 60 años”.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *