Hoy es el Día Internacional del dulce más rico del planeta

Los argentinos somos los primeros consumidores mundiales de Dulce de Leche, consumimos unos tres kilos anuales per cápita y hoy celebramos su día.  

Existen varios tipos de este manjar. Están los elaborados con leches de vacas holando Argentino y Jersey, ovejas, cabras y búfalas. Los hay tradicionales, familiares, reposteros, alfajoreros y también algunas versiones gourmet, según describió la Cámara Argentina de Productores de Dulce de Leche y Afines (Capdlya).

Sobre el origen del dulce de leche, que se atribuyen varios países de Asia, Europa y América, el historiador Daniel Balmanceda, autor del libro La comida en la historia argentina señaló que “en general todo este tipo de información se encuentra en correspondencias, diarios íntimos y documentos de la época”.

Balmaceda explicó que “había pistas a lo largo de los años. Primero surgió una historia que involucra a la escritora Victoria Ocampo, quien quiso impresionar al director de orquesta ruso Igor Stravinsky y le ofreció nuestro dulce, pero él le dijo que eso se llamaba Kajmak. ‘Es una comida de nuestra tierra'”, aseguró.

El historiador halló luego “una correspondencia de Tomás Anchonera, el diputado del Congreso de Tucumán, que en 1814 le pedía a un amigo cordobés que le enviara dulce de leche, cuando se supone que la Argentina se inventó en 1829; o sea que 15 años antes, por lo menos”, cuando según otra versión lo había inventado la cocinara de Rosas accidentalmente al olvidarse la olla de leche con azúcar sobre el fuego.

“Lo cierto es que uno descubre que el dulce se comía en el sudeste asiático en la antigüedad, y que de allí pasó a Filipinas y por el Pacífico a Acapulco”, resumió Balmaceda tras repasar algunas anécdotas sobre el origen del producto.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *