Identifican la causa de la progresión del Alzheimer en el cerebro

Los investigadores utilizaron cinco conjuntos de datos diferentes, que al combinarlos, les permitió observar que el mecanismo que controla la progresión del Alzheimer es la replicación de agregados en regiones individuales del cerebro.

La enfermedad de Alzheimer afecta inicialmente y simultáneamente a diferentes regiones del cerebro, y al contrario de lo que se pensaba, no comienza desde una única área desde la que se inicia una reacción en cadena. Lo ha visto un equipo internacional, dirigido por la Universidad de Cambridge.

Estos hallazgos podrían tener importantes implicaciones para el desarrollo de posibles tratamientos, han sido publicados en la revista «Science Advances», y abren nuevas formas de comprender el progreso de esta enfermedad y otras patologías neurodegenerativas, y nuevas formas de desarrollar tratamientos futuros.

Los investigadores utilizaron cinco conjuntos de datos diferentes, que al combinarlos y aplicarlos al mismo modelo matemático, les permitió observar que el mecanismo que controla la tasa de progresión en el alzhéimer es la replicación de agregados en regiones individuales del cerebro, y no la propagación de agregados de una región a otra.

Durante muchos años, los procesos dentro del cerebro que dan lugar a la enfermedad de Alzheimer se han descrito utilizando términos como «cascada» y «reacción en cadena». Es una enfermedad difícil de estudiar, ya que se desarrolla durante décadas, y sólo se puede dar un diagnóstico definitivo hasta después de examinar muestras de tejido cerebral después de la muerte.

Con anterioridad, los estudios se basaban en su mayoría en modelos animales y concluían que la enfermedad de Alzheimer se propagaba rápidamente, ya que los grupos de proteínas tóxicas colonizaban diferentes partes del cerebro.

Se pensaba que el alzhéimer se desarrollaba de una manera similar a muchos cánceres: los agregados se forman en una región y luego se diseminan por el cerebro, afirma Georg Meisl del Departamento de Química de Cambridge, primer autor del artículo.

En cambio, hemos descubierto que cuando comienza la enfermedad ya hay agregados, en múltiples regiones del cerebro, por lo que tratar de detener la propagación entre regiones hará poco para frenar la enfermedad, añade Meisl.

Es emocionante ver el progreso en este campo: hace quince años, nosotros y otros, determinamos los mecanismos moleculares básicos en los laboratorios; pero ahora podemos estudiar este proceso a nivel molecular en pacientes reales, lo cual es un paso importante para para algún día desarrollar tratamientos, afirma el profesor Tuomas Knowles, también del Departamento de Química.

Los investigadores han descubierto que la replicación de los agregados de Tau es lenta, demorándose hasta cinco años.

Las neuronas son increiblemente efectivas para detener la formación de agregados, pero necesitamos encontrar formas de mejorar aún más siqueremos encontrar un tratamiento efectivo, advierte David Klenerman, del Instituto de Investigación de Demencia del Reino Unido en la Universidad de Cambridge.

Es fascinante como ha evolucionado la biología para detener la agregación de proteínas.

El descubrimiento clave es que el detener la replicación de agregados en lugar de su propagación, será más efectivo en las etapas de la enfermedad que estudiamos, detalla Knowles.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *