Inédita intervención del corazón en el Hospital San Martín

Por primera vez colocaron un marcapasos sin catéteres a una mujer que sufrió un bloqueo cardiaco. Cómo se procede y porque es menos riesgoso.

El hospital provincial San Martín de La Plata se convirtió hoy en el primer establecimiento público en colocar un marcapasos sin catéteres transvenosos a una paciente de 73 años afectada por un bloqueo aurículo-ventricular paroxístico, una falla del sistema eléctrico cardiaco que puede ser mortal y generar severas consecuencias.

Los marcapasos son dispositivos que restablecen el ritmo normal del corazón. Por lo general, cuando ocurre un bloqueo cardiaco el equipo de salud introduce catéteres o “cables” que se unen con el generador del marcapasos. En este caso, la paciente presentaba condiciones de salud que impedían ese procedimiento.

Para evitar una cirugía cardiaca riesgosa a cielo abierto, los y las especialistas del San Martín optaron por un marcapasos sin catéteres “que son los más pequeños del mundo, pesan apenas dos gramos y miden menos de 3 centímetros”, explicó el médico electrofisiologo del San Martín, Enrique Monjes, que fue parte de la cirugía.

Explicó que estos dispositivos “tienen la ventaja de no utilizar los accesos venosos superiores, no limitar la movilidad del tren superior del paciente y no dejar cicatriz, además, se asocia a una menor incidencia de complicaciones durante su implantación y de infecciones asociadas”. La colocación se realiza a partir de una punción en la vena femoral y desde allí se lo conduce hacia la vena cava inferior, para llegar luego al corazón.

El especialista explicó que el uso de los marcapasos sin catéteres no son para todo el mundo: “Tienen indicaciones médicas precisas, por ejemplo para pacientes que no disponen de accesos venosos superiores, para personas añosas que no necesitan estimulación auricular o para aquellos que necesitan no tener limitaciones en el movimiento del tren superior.

Este procedimiento, que resultó exitoso, requiere de una capacitación especial con la que ya cuenta el equipo del servicio de Cardiología del hospital. De este modo, el hospital provincial San Martín de La Plata es el único establecimiento público del país que puede garantizar el acceso universal a esta tecnología y a este procedimiento.

El motivo de consulta de la paciente fueron una serie de desmayos que permitieron a los profesionales de la salud diagnosticarle, tras un electrocardiograma, el bloqueo cardiaco. La paciente evoluciona favorablemente y permanece internada en Unidad Coronaria del hospital San Martín de La Plata.

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *