La sonda InSight reveló que Marte tiene terremotos y un “denso campo magnético”

El módulo espacial de la NASA InSight, que desde hace diez meses analiza el interior de Marte, ya tiene los primeros resultados: el planeta rojo tiene actividad sísmica y un campo magnético mayor de lo esperado, según estudios recientes publicados en Nature Geoscience y Nature Communications.

Hasta ahora, las misiones a Marte habían capturado imágenes de la superficie y estudiado aspectos de la superficie, pero nunca habían indagado en su interior, hasta que llegó InSight con el objetivo de examinar la estructura y composición del segundo planeta más pequeño del Sistema Solar después de Mercurio.

El 26 de noviembre de 2018, el módulo amartizó en Homestead Hollow, un pequeño cráter situado en la Planicie del Elíseo, y ahí mismo comenzó a perforar el interior del planeta (hasta cinco metros de profundidad) para averiguar, entre otras cosas, por qué Marte perdió su atmósfera y los océanos que albergó miles de años atrás.

Una serie de estudios difundidos hoy dan cuenta de los primeros meses de trabajo del módulo y, además de confirmar que el planeta rojo es sísmicamente activo, revelan datos sobre su interior, su atmósfera, su campo magnético y su geología, informó la agencia EFE.

Gracias al sismómetro SEIS, operado por el Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de Caltech en California (EEUU), los científicos pudieron registrar de manera “inequívoca” marte.

La actividad sísmica se analiza en detalle en ambos artículos de investigadores del Instituto de Ciencias de la Tierra, (Zurich, Suiza) y de la Universidad de París que hasta el 30 de septiembre de 2019 habían detectado 174 sismos, 150 similares a los registrados en la Luna por el programa Apolo y otros 24 de baja frecuencia.

Además, los científicos determinaron que algunos sismos habían surgido a nivel local y otros a distancias tan lejanas como la región de Cerberus Fossae, a 1600 km del InSight.

En estos meses, APSS constató que el campo magnético en el que opera el InSight es diez veces más intenso de lo estimado, un hallazgo que sorprendió a los científicos y que será estudiado en profundidad el resto de la misión.

Los instrumentos de APSS han medido el tiempo meteorológico de Marte con una continuidad, precisión y frecuencia sin precedentes, y a escala local, regional y global.

Además, el módulo de la NASA da cuenta de unos fenómenos turbulentos que tienen lugar por la noche y que no pueden ser producidos por ascensos de masas de aire calentadas por el Sol y que aún deben ser estudiados con detenimiento.

Como se espera que la misión InSight continúe durante otro año terrestre, las nuevas mediciones deberían basarse en estos resultados iniciales y revelar nuevos descubrimientos y hallazgos sobre Marte.

Todas estas observaciones serán claves para mejorar las capacidades de predicción y exploraciones futuras, concluyeron los investigadores.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *