La vacuna contra el VSR redujo las hospitalizaciones infantiles en un 90%

El VSR es la principal causa de hospitalización en niños pequeños, y es responsable de que entre 50,000 y 80,000 niños menores de 5 años ingresen en hospitales de EE. UU. cada año.

Los datos del mundo real muestran que una vacuna que protege a los bebés contra el VSR tiene una efectividad de un 90 por ciento para mantenerlos fuera del hospital.

Esas cifras superan lo que se esperaba de Beyfortus (nirsevimab), que en los ensayos clínicos había evitado la necesidad de atención médica para la infección con el VSR en un 79 por ciento y la hospitalización en un 81 por ciento, informan investigadores de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Se recomienda para todos los bebés menores de 8 meses de edad durante su primera temporada del virus sincicial respiratorio (VSR), según los CDC.

El VSR es la principal causa de hospitalización en niños pequeños, y es responsable de que entre 50,000 y 80,000 niños menores de 5 años ingresen en hospitales de EE. UU. cada año, según los CDC.

Beyfortus es un anticuerpo monoclonal que estimula específicamente el sistema inmunitario del bebé para combatir las infecciones por VSR. Fue aprobado por la FDA el verano pasado, por lo que esta fue la primera temporada de resfriados y gripe en la que el medicamento tuvo la oportunidad de demostrar su valía.

También hay vacunas contra el VSR disponibles, pero solo se recomiendan para personas mayores y mujeres embarazadas.

En el nuevo estudio, los científicos de los CDC siguieron a 699 bebés en los últimos cinco meses, utilizando los primeros datos de la Nueva Red de Vigilancia de Vacunas de la agencia.

Los resultados muestran que tuvo una eficacia del 90% en la prevención de hospitalizaciones relacionadas con el VSR en bebés.

Los bebés con afecciones médicas de alto riesgo eran más propensos a recibir la vacuna que los bebés más sanos, un 46 frente a un 6 por ciento, según los CDC.

Los productos de prevención del VSR siguen siendo nuestra herramienta más importante para proteger a los bebés del VSR, anotó la agencia en un comunicado de prensa.

Los CDC dijeron que este fue un período de vigilancia más corto de lo habitual, y que la efectividad puede ser menor durante una temporada completa de VRS que se extiende de octubre a marzo. Esto se debe a que la protección contra los anticuerpos monoclonales suele disminuir con el tiempo.

El nirsevimab es específicamente para bebés cuyas madres no recibieron una vacuna contra el VSR durante el embarazo, según los CDC. La inoculación de la madre contra el VSR transfiere anticuerpos protectores al bebé.

El estudio aparece en la edición del 7 de marzo de la revista de los CDC Morbidity and Mortality Weekly Report.

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *