“Las vacunas y el Ómicron hacen que la COVID-19 sea menos mortal que la gripe”

Según la doctora Fernanda Rombini esto es producto de “la combinación de altos niveles de inmunidad adquirida, tanto por las infecciones, como por las vacunas”.

El mundo parece estar transitando el fin de la pandemia. O al menos así puede analizarse con los datos registrados en Inglaterra: allí la letalidad del Covid-19 disminuyó y cada 100.000 infecciones por Ómicron, hay 35 muertes, mientras que por Influenza mueren 40 personas.

Según la Dra. Fernanda Rombini, infectóloga de Vittal, esto es producto de “la combinación de altos niveles de inmunidad adquirida, tanto por las infecciones, como por las vacunas”.

La especialista explica que “la velocidad con la que se diseminó Ómicron hizo que el número total de muertes en el invierno último, en el Reino Unido, sea mayor que el de cualquier temporada típica de gripe: casi 10 mil muertes desde enero del 2022, un 50% más que en epidemias de influenza anteriores, lo que convierte al Covid-19 en la principal enfermedad respiratoria”. No obstante, indica que “cuando estuvimos expuestos por primera vez al Covid-19, era casi 20 veces más letal que la gripe para los más vulnerables”.

En este escenario, realza que la inmunidad, los tratamientos mejorados y una variante menos virulenta “han reducido su gravedad, y ahora es un poco menos mortal que la gripe, incluso para las personas mayores”.

La Dra. Rombini subraya que Ómicron no es lo mismo que la gripe y que la mortalidad de Ómicron “hoy es de 35 cada 100 mil infecciones, versus 40 de la gripe. En mayores de 80 años, 1 cada 200 infecciones mueren de Ómicron, menos que por gripe en dicho grupo de edad”. Al inicio de la pandemia, “cuando las personas fueron expuestas por primera vez al SARS-CoV-2, este era casi 20 veces más mortal que la gripe, en la mayoría de los individuos vulnerables”, consigna la especialista.

Asimismo, advierte que aunque el Covid es mucho menos letal que hace un año, “las muertes respiratorias en invierno en Reino Unido siguen altas, en alrededor de un 50% más en comparación con una temporada típica de gripe”.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.