Los pacientes con cuadros leves de Covid-19 también generan anticuerpos protectores

Según investigadores de la Universidad de Michigan, las defensas contra la reinfección pueden extenderse hasta 6 meses.

La pandemia nos enfrentó a varios interrogantes y a muchas preguntas sin respuesta. Entre las más frecuentes, una es cuán protegidos estamos frente al SARS-CoV-2.

La evidencia científica explica que esa protección se consigue a través de los anticuerpos que genera nuestro organismo, ya sea como efecto de la vacunación o por haber cursado la enfermedad.

Nuevos estudios demostraron que las proteínas protectoras contra el virus también se generan aunque se haya cursado un cuadro leve.

Investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Michigan, EE.UU., concluyeron que la mayoría de los pacientes con infecciones leves por COVID-19 producen anticuerpos que persisten y los protegen de la reinfección hasta por seis meses.

Los investigadores analizaron a130 personas que cursaron la enfermedad de COVID-19 confirmada por PCR entre tres y seis meses después de la infección inicial. Sólo 3 de los pacientes fueron hospitalizados, mientras que el resto fue tratado como pacientes ambulatorios y experimentaron una infección leve, con síntomas que incluían dolores de cabeza, escalofríos y pérdida del gusto u olfato.

Los resultados, publicados en Microbiology Spectrum, revelaron que aproximadamente el 90% de los participantes generaron respuestas de anticuerpos de nucleocápsides y picos, y todos menos uno tenían niveles de anticuerpos persistentes durante el seguimiento.

Charles Schuler, autor principal del estudio y profesor de alergia e inmunología en en la Escuela de Medicina de Michigan, destacó que “existía mucha preocupación sobre si sólo aquellos con COVID-19 grave generaban respuestas fuertes de anticuerpos a la infección. Estamos demostrando que a las personas con episodios leves de COVID-19 les fue muy bien después de la infección, produjeron anticuerpos y los conservaron”.

Durante el período de observación, ninguno de los pacientes que produjo anticuerpos se volvió a infectar. Además, los científicos determinaron que la capacidad de los anticuerpos para neutralizar COVID-19 no difirió significativamente del primer examen, que ocurrió tres meses después de la infección, a la segunda visita a los seis meses.

Los 130 participantes del estudio fueron trabajadores de la salud o pacientes con un alto riesgo frente al SARS-CoV-2. La mayoría de los sujetos participaron en el estudio anterior del mismo equipo de investigación, que encontró que las pruebas de anticuerpos COVID son efectivas para predecir una infección previa.

Según los investigadores, “si bien algunos estudios han sugerido que los anticuerpos contra COVID-19 disminuyen con el tiempo, estos hallazgos brindan una fuerte evidencia prospectiva de inmunidad a más largo plazo para aquellos que producen una respuesta inmune a una infección leve. Hasta donde sabemos, este es el primer estudio prospectivo que demuestra tal reducción del riesgo de reinfección clínica en este tipo específico de población”, aseguró James Baker, autor del informe y director del Centro de Alergias Alimentarias en Michigan Medicine.

El equipo de investigadores ahora está analizando muestras de este grupo de pacientes tomadas hasta un año después de la infección para evaluar más a fondo las respuestas de los anticuerpos.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *