Onusida y Unfpa: la prevención de embarazos y del VIH también es con geles lubricantes

Los dos organismos internacionales de Naciones Unidas, indicaron que el gel íntimo es un insumo clave, para la salud sexual de las personas, para evitar embarazos e infecciones. Además resaltaron que el acceso a este debe “ser garantizado por el Estado”.

El Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/Sida (Onusida) y el Fondo de Población de las Naciones Unidas (Unfpa) en la Argentina destacaron el uso de geles lubricantes como “un insumo básico y clave” para la salud sexual de todas las personas, cuyo acceso “debe ser garantizado por el Estado”, y sentaron así su posición luego de las críticas que recibió el Gobierno bonaerense por la compra de estos productos, de parte de dirigentes de Juntos por el Cambio (JxC).

El programa de Salud Sexual del Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires compró un millón de potes de gel lubricante íntimo, por un valor de 500 millones de pesos, y los diputados nacionales de JxC, Diego Santilli y Cristian Ritondo se pusieron al frente de las críticas al Gobierno de Axel Kicillof y al programa “Haceme Tuyo”, en el marco del cual se realizó la compra.

El uso de estos productos “es recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para el correcto uso del preservativo y son ampliamente utilizados para las relaciones sexuales en todo el mundo”, informaron en un comunicado conjunto, Onusida y Unfpa.

La necesidad del uso de los geles

Explicaron que los geles contribuyen a reducir la fricción y a evitar roturas en el preservativo “lo que lo vuelve un insumo fundamental para la prevención del VIH y de embarazos no intencionales”, además de facilitar la penetración y favorecer prácticas sexuales más cómodas y placenteras en las personas que se encuentran en períodos de lactancia, puerperio, menopausia, que realizan tratamientos hormonales, o todas aquellas que quieran incluir mayor lubricación.

En el mercado existen lubricantes de base acuosa, oleosa o de silicona “pero se desaconseja el uso de lubricantes oleosos ya que pueden dañar el látex y también disminuyen o anulan la eficacia anticonceptiva y preventiva del preservativo”, detallaron los organismos.

En ese sentido, el Ministerio de Salud de la Nación recomienda la utilización del de base acuosa para las diversas prácticas sexuales, tanto individuales como en pareja, debido a que son los más inocuos y aptos para las relaciones con preservativo, así como también los de más rápida absorción, por lo que es necesario reponer su uso con mayor frecuencia.

Onusida y Unfpa resaltaron que la Ley 27.675 de Respuesta Integral al VIH, Hepatitis virales, otras Infecciones de Transmisión Sexual (ITS) y Tuberculosis (TBC) significó “un hito en la historia de los derechos sexuales y reproductivos de la Argentina”.

La norma declaró de interés público y nacional la respuesta integral e intersectorial del VIH, las hepatitis virales, otras ITS y la TBC, así como los medicamentos, vacunas, procedimientos y productos médicos y no médicos para la prevención, diagnóstico tratamiento y cura del VIH.

A la vez incluyó la prevención combinada, en línea con la Declaración política sobre el VIH y el sida de la Asamblea General de Naciones Unidas (2021), que “es una pieza clave de esta respuesta integral”.

“En ese contexto, el Estado a nivel nacional y provincial tiene la obligación de garantizar el acceso a la salud sexual y reproductiva de la población, libre de discriminación y violencias. Es por eso que tanto los preservativos como los lubricantes íntimos deben distribuirse en los hospitales públicos, las secretarías de Salud y en las redes de organizaciones de la sociedad civil que trabajan en la temática”, enfatizaron los organismos internacionales.

Asimismo, bregaron por una educación sexual integral que “tiene un papel fundamental para que todas las personas -especialmente adolescentes y jóvenes- puedan tomar decisiones contando con información clara, accesible, veraz y actualizada sobre métodos anticonceptivos, y de cuidado y prácticas sexuales placenteras”.

“En suma, garantizar el acceso gratuito a preservativos y lubricantes acordes con la evidencia científica vigente constituye un deber fundamental del Estado en el marco de los compromisos asumidos a nivel local e internacional”, concluyeron Onusida y Unfpa.

Fuente TELAM SE

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *