Piden que los restoranes incorporen la “porción bariátrica” de la mitad de un plato

La iniciativa -impulsada por a Sociedad Argentina de Cirugía de la Obesidad (SACO)- propone que los locales gastronómicos de todo el país ofrezcan la posibilidad de escoger la mitad de cada uno de sus platos para acompañar y facilitar el cambio de hábitos en un creciente número de personas operadas.

La Sociedad Argentina de Cirugía de la Obesidad (SACO) inició una campaña para que los locales gastronómicos de todo el país ofrezcan la “porción bariátrica”, es decir, la posibilidad de escoger la mitad de cada uno de sus platos para acompañar y facilitar el cambio de hábitos en un creciente número de personas operadas.

La iniciativa se tradujo en un proyecto ingresado en el Concejo Deliberante de Rosario que aspira a tener alcance nacional, y también en un petitorio de la plataforma de recolección de firmas Change.org, que ya reunió más de tres mil firmas.

“Alrededor de 12.000 personas se someten a una cirugía metabólico-bariátrica cada año en la Argentina para el tratamiento de enfermedades como la obesidad, la diabetes y otros trastornos metabólicos derivados”, dijeron de SACO en un comunicado.

Agregaron que “las estimaciones indican que este número de personas operadas irá en aumento, ya que la evidencia ubica a la cirugía metabólico-bariátrica como el tratamiento más efectivo de la obesidad, una enfermedad cuya incidencia creció un 74% en los últimos siete años”.

De concretarse la propuesta, el local gastronómico deberá brindar la opción de media porción de todos los platos ofrecidos en su menú a un precio acorde, que estará destinado a personas que se estén preparando para una cirugía metabólico-bariátrica o que se la hayan practicado recientemente.

“La concreción de este proyecto involucra el empoderamiento de las personas con cirugías metabólico-bariátricas para tomar el control de su propia alimentación, en la facilidad de elección de una porción adecuada en cantidad y calidad”, subrayaron los autores en los fundamentos de la iniciativa rosarina.

Enfatizaron que “el objetivo no es idear un menú diferente, sino ofrecer la posibilidad de adquirirlo en menor volumen, teniendo en cuenta que su capacidad de ingesta es reducida y, de esta manera, evitar el desperdicio y gasto innecesario”.

En la fundamentación del proyecto, la SACO también hace hincapié en el aumento sostenido de procedimientos bariátricos de los últimos 15 años debido a su efectividad demostrada para el tratamiento de la obesidad mórbida y severa, y de la obesidad grado II con enfermedades asociadas, tanto en nuestro país como en el mundo.

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.