¿Por qué el rol de los kinesiólogos es clave en la rehabilitación post covid-19?

La kinesiología se ha convertido en una de las principales disciplinas para combatir el Covid-19, no solo durante el tiempo que una persona está hospitalizada sino también en los meses posteriores para su recuperación.

La kinesiología se ha convertido en una de las principales disciplinas para combatir el Covid-19, no solo durante el tiempo que una persona está hospitalizada sino también en los meses posteriores para su recuperación.

Esto se debe al rol fundamental que cumple el kinesiólogo a la hora de tratar complicaciones asociadas a la función respiratoria y las secuelas que deja. Son los profesionales expertos en la mantención, mejora y rehabilitación del sistema respiratorio de una persona y, dada las consecuencias evidenciadas por el contagio del COVID-19, se han posicionado como especialistas fundamentales para el manejo de pacientes durante esta crisis sanitaria.

“La kinesiología suele asociarse con la rehabilitación deportiva o neurológica, pero existe una especialidad de cuidados respiratorios críticos que se ha transformado en un aporte fundamental en el día de hoy para el manejo de personas hospitalizadas en unidades de cuidados intensivos” afirma el Licenciado Luciano Daneri Ghizo (MN 7058), Jefe de Rehabilitación del Centro Médico Integral Fitz Roy, y agrega: “En el CMIFR nos encargamos de la rehabilitación integral del paciente con COVID en un contexto de soporte vital desde el inicio hasta el fin”.

En este sentido, los kinesiólogos de cuidados intensivos no solo cumplen una importante labor en la terapia respiratoria, tratando de proteger la estructura pulmonar para que prontamente los pacientes respiren por su cuenta, sino que también se preocupan de promover la movilidad oportuna y temprana de estos. Desde movimientos de cada extremidad mientras los pacientes están dormidos por la sedación, hasta una vez que despiertan, se conectan con el entorno y utilizan estimulación muscular eléctrica, se sientan al borde de la cama, se ponen de pie y llegan a caminar por su habitación, están acompañados y guiados por los profesionales de esta disciplina.

“En los pacientes que llegan al Centro Médico Fitz Roy con condiciones muy severas, llevamos adelante una rehabilitación integral que busca el reintegro a la condición previa del paciente. El objetivo es que vuelva a tener la buena calidad de vida que se pierde por el solo hecho de haber estado expuesto a un reposo prolongado, reincorporar la marcha y una condición aeróbica que permita realización de sus actividades y todo lo necesario para que regrese a su hogar en la mejor condición posible” concluye el Licenciado Daneri Ghizo.

Igual que la mayoría de las personas que trabajan en el área de salud, esta segunda ola de contagios está significando una difícil situación para los kinesiólogos del país. Una de las grandes diferencias que tiene esta disciplina con otras, es que los tratamientos son de larga duración, hecho que se ha evidenciado en la demanda de kinesiólogos durante este el último año en pandemia.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *