PRÓTESIS: DESARROLLAN UN MÉTODO PARA EVITAR INFECCIONES Y RECHAZOS

Un equipo de investigadores de la Universidad Nacional de La Plata diseñó recubrimientos con nanomateriales de plata que permiten prevenir infecciones en prótesis implantables. De este modo se busca minimizar las posibilidades de rechazo y los consecuentes perjuicios para la salud de los pacientes. 

Se trata de un trabajo realizado por integrantes del Instituto de Investigaciones Fisicoquímicas Teóricas y Aplicadas de la Facultad de Ciencias Exactas (INIFTA -UNLP- CONICET).
La doctora Patricia Schilardi, directora del proyecto explicó: “al momento de colocar una prótesis, las infecciones pueden originarse a partir de bacterias ya presentes en el individuo o de aquellas que hayan ingresado por contaminación del material, del instrumental o por una manipulación inapropiada durante el proceso quirúrgico. El problema se agrava aún más cuando la resistencia inmunológica del paciente está deprimida por una mala calidad de vida, o bien porque las condiciones de asepsia de los sistemas hospitalarios no es la adecuada. En esta situación, el sistema inmune no alcanza para controlar el crecimiento de estos microorganismos y aparecen las infecciones”.

La investigadora detalló que “el recubrimiento de los dispositivos implantables con nanomateriales de plata permite disminuir la incidencia de las infecciones en este tipo de cirugías, ya que los microorganismos no desarrollaron aún resistencia a estos nanomateriales. La terapia habitual para tratar las infecciones –agregó- es la administración de antibióticos, previo a la cirugía, o de manera local durante la misma. Sin embrago, el uso indiscriminado de estos antimicrobianos convencionales llevó a que las bacterias se vuelvan resistentes, lo que implica que un antibiótico que antes podía combatir una infección, ahora no resulta efectivo. De ahí la necesidad de buscar estrategias alternativas para esta problemática”, sentenció la investigadora local.
En el INIFTA desarrollan la aplicación de los nanomateriales de plata en implantes dentales, de cadera o de columna. Schilardi indicó que “descubrimos que pequeñas cantidades de plata depositadas sobre la superficie de las prótesis son capaces de ayudar a inhibir la adhesión y el crecimiento bacteriano, que es lo que origina la infección”.

Los estudios del grupo de investigación permitieron desarrollar metodologías para anclar los nanomateriales -solos o en combinación con otros antimicrobianos-, sobre superficies de materiales utilizados en implantes.

“El trabajo se basa en la funcionalización de la superficie de interés, es decir, se adapta la superficie del material para un objetivo determinado, incorporando funcionalidades específicas adicionales que permiten superar las carencias del material en cuanto a la interacción con el medio, pero manteniendo las propiedades del material masivo. En los últimos años se han desarrollado y optimizado diversas estrategias para la modificación de superficies en la nano/microescala, las que incluyen tanto la modificación física, a través del ajuste de la rugosidad o de la topografía, como la modificación química, mediante la adecuación de las propiedades fisicoquímicas o la reactividad química”, expresó la investigadora.

Y agregó:” En el caso particular de los nanomateriales de plata anclados sobre la superficie, éstos actúan como reservorio liberando progresivamente iones plata, los que poseen propiedades antimicrobianas y se comportan como coadyuvantes de los antibióticos (complementan el efecto del antibiótico).

Asimismo, estos nanomateriales se pueden combinar sobre la superficie con antimicrobianos convencionales, en donde el efecto del antibiótico prevalece en las primeras etapas de la adhesión bacteriana, mientras que los nanomateriales de plata son responsables de mantener la liberación relativamente baja pero constante de iones plata, preservando la actividad bacteriostática de la superficie a lo largo del tiempo”. Estas estrategias contribuirían a prevenir las infecciones causadas por bacterias adheridas a dispositivos implantables, potenciando la acción del sistema inmune y de los antibióticos convencionales que usualmente se administran en pacientes implantados.

Los resultados del Proyecto están siendo transferidos al sector productivo, encontrándose los productos en etapa de evaluación por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) para poder ser lanzados al mercado.

“Nuestro objetivo como integrantes del sistema científico es contribuir a mitigar esta problemática que se manifiesta en la cirugía protésica, principalmente desde el punto de social, ya que podría mejorar la calidad de vida del paciente al reducir el riesgo de infecciones post quirúrgicas”, remarcó Schilardi.

El equipo de trabajo está integrado, además por la Lic. Irene Sille, Bioq. Fiorela Ghilini, Dr. Diego Pissinis, Dr. Alejandro Miñán y Dra. Carolina Díaz.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *