Qué hay que hacer para evitar los golpes de calor

Mantener una buena hidratación, mantenerse en lugares ventilados y prestar especial atención a los más pequeños son algunos de los consejos  para hacer frente a las temperaturas elevadas.

El Ministerio de Salud de la Nación recomendó mantener una buena hidratación, consumir frutas y verduras, usar ropa liviana y permanecer en lugares ventilados para evitar que las temperaturas extremas que se esperan en gran parte del país afecten la salud de las personas.

“Para evitar un golpe de calor en lugares cerrados como casas, espacios de trabajo u otros, se recomienda tomar agua con mayor frecuencia, aun cuando no se sienta sed; evitar bebidas con cafeína o con azúcar en exceso, muy frías o muy calientes; consumir frutas y verduras, evitar las comidas abundantes; y evitar la actividad física intensa”, destacó la cartera sanitaria.

En cuanto a las y los niños, el Ministerio resaltó la necesidad de “ofrecerles continuamente líquidos, preferentemente agua o jugos naturales” y para los lactantes, “se aconseja darles el pecho de manera más frecuente”.

Además, recordó que es recomendable “que vistan ropa holgada, liviana, de algodón y de colores claros”, “mantenerlos en lugares bien ventilados o con aire acondicionado”, a la vez que se aconsejó “bañarlos y mojarles el cuerpo con frecuencia”.

También marcó la importancia de “prestar atención a signos de alerta como sed intensa y sequedad en la boca, temperatura mayor a 39 grados, sudoración excesiva, sensación de calor sofocante, piel seca, agotamiento, mareos o desmayo, dolores de estómago, falta de apetito, náuseas o vómitos, dolores de cabeza, entre otros”.

En lo que respecta a los bebés, “asegurarse que la piel no se encuentre muy irritada por el sudor en el cuello, pecho, axilas, pliegues del codo y la zona del pañal”.

En tanto, para mantener un cuidado de la salud en la vía pública, el Ministerio recomendó “evitar la exposición directa al sol en los horarios de mayor temperatura (de 10 a 16)”, además de “utilizar protección solar, mantenerse hidratado y consumir agua segura con mayor frecuencia”.

En cuanto a la alimentación, sugirió “mantener en la heladera aquellos alimentos frescos y que puedan echarse a perder debido al calor”.

En este sentido, indicó que “si el alimento fresco perdió la cadena de frío, tiene olor, color o textura anormales debe ser descartados”, mientras que “los alimentos que pueden estar fuera de la heladera deben mantenerse en lugares limpios y frescos”.

“Los alimentos perecederos (incluidos la carne, el pollo, el pescado, los huevos y las sobras) que hayan estado por dos horas o más fuera del frío deberán ser desechados, así como todos los comestibles enlatados cuyos envases estén abiertos, dañados o inflados”, agregó.

En caso de que algunos de estos grupos poblacionales requiera ayuda, “es importante contar con los teléfonos de emergencias”, acotó y respecto de los animales pidió asegurarse de que “tengan agua y sombra”.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *