Rehabilitación: el abordaje personalizado contribuye al bienestar del paciente

“La rehabilitación brinda diversos beneficios dado que disminuye los efectos de diferentes condiciones de salud, contribuyendo a facilitar la recuperación”, afirma la Lic. Adriana Fiorino, Subdirectora Operativa de Programas Interdisciplinarios de INECO.

Según datos brindados por la OMS (Organización Mundial de la Salud) en 2023, se estima que 2400 millones de personas tienen alguna afección de salud para la cual la rehabilitación podría resultar beneficiosa.

La OMS define a la rehabilitación como un conjunto de intervenciones encaminadas a optimizar el funcionamiento y reducir la discapacidad en personas con afecciones de salud en la interacción con su entorno.

En ese sentido, el organismo internacional lleva adelante la iniciativa “Rehabilitation 2030”, a través de la cual destaca la importancia de fortalecer a nivel global los sistemas de salud, con el propósito de brindar mejores servicios de rehabilitación, y remarca que se trata de un servicio sanitario esencial y crucial.

“La rehabilitación brinda diversos beneficios dado que puede lograr disminuir los efectos de diferentes condiciones de salud, contribuyendo a facilitar la recuperación y favorecer la adecuación del contexto y de las actividades, brindando los apoyos necesarios, con la finalidad de lograr el mejor resultado posible”, afirma la Lic. Adriana Fiorino, Subdirectora Operativa de Programas Interdisciplinarios de INECO.

En línea con ello, la profesional agrega: “Llevar adelante un proceso de rehabilitación les proporciona a los pacientes numerosas herramientas, dado que fomenta su autonomía y participación en actividades inherentes a los distintos roles ocupacionales, a través de métodos que se ajusten a sus necesidades”.

Por ese motivo, es indispensable que los planes de rehabilitación sean personalizados y se diseñen a medida de las características de cada paciente y de su entorno, centrándose en el caso específico a tratar. Además, es importante poder contar con el apoyo del círculo más cercano de la persona, en pos de que pueda acompañarla en dicho proceso, y de la sociedad en general, que debe brindar oportunidades de inclusión y convivencia.

La rehabilitación puede tener lugar en cualquier momento de la vida y abarcar diversas áreas, involucrando a diferentes profesionales de la salud, entre los cuales pueden encontrarse: neurólogos, psiquiatras, terapeutas ocupacionales y recreacionales, fonoaudiólogos, kinesiólogos, musicoterapeutas, neuropsicólogos, psicoterapeutas, entre otros. Por lo cual, suelen realizarse tratamientos interdisciplinarios e integrales.

“A su vez, la rehabilitación adecuada en las distintas etapas de la vida contribuye a fomentar un envejecimiento saludable. Así como también, en caso de presentar algún tipo de deterioro o compromiso de las habilidades, la rehabilitación busca mejorar la calidad de vida y promover la autonomía de los pacientes, a partir de diferentes actividades de estimulación”, expresa la Lic. Fiorino.

En línea con ello, INECO cuenta con el programa “INECO CASA”, dirigido a personas mayores de 60 años que requieren atención debido a su condición de salud, que les ofrece cuidados y tratamientos en el contexto de su propio hogar, con el objetivo de brindarles atención domiciliaria y favorecer su bienestar. Además, se trata de una vía de acompañamiento para sus familiares y cuidadores.

“De este modo, se realiza un plan de diagnóstico y, en función del mismo, se evalúa las necesidades del paciente y se plantea un esquema de trabajo interdisciplinario que contemple la participación de diversas áreas”, explica Laura Martínez Kuhn, Licenciada en Terapia Ocupacional de INECO y Coordinadora del Programa INECO CASA.

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *