Síndrome Urémico Hemolítico: principal causa de insuficiencia renal aguda en niños

El Síndrome Urémico Hemolítico es una enfermedad clínica caracterizada por insuficiencia renal progresiva que se asocia con anemia y trombocitopenia. Es la causa más común de lesión renal aguda en niños y se reconoce cada vez más en adultos. Puede ocurrir cuando los pequeños vasos sanguíneos de los riñones se dañan e inflaman.

“Esta enfermedad está asociada a la bacteria Escherichia Coli que produce una toxina llamada siga. Abarca un grupo de patógenos alimentarios emergentes y es responsable de infecciones y enfermedades gastrointestinales graves. La principal vía de transmisión son los alimentos contaminados como carne molida, productos cárnicos crudos o sin cocinar lo suficiente, hamburguesas y embutidos fermentados, morcilla, leche no pasteurizada, yogurt, quesos, mayonesas, lechuga, el agua, entre otros”, explicó la doctora Cecilia Vitale, nefróloga de DIM CENTROS DE SALUD.

La especialista indicó que hay otras formas de transmisión del síndrome. “Una es el contacto directo del hombre con los animales, puede ocurrir alguna contaminación en la preparación de los alimentos. La otra es la transmisión de persona a persona por la vía fecal-oral, también la mala higiene de las manos o la contaminación del agua de pozo”.

Los síntomas de esta patología incluyen vómitos, diarrea con sangre, dolor de estómago, fiebre, escalofríos y dolor de cabeza. A medida que avanza la infección, las personas pueden experimentar fatiga, debilidad, desmayos, hematomas y palidez.

“Su diagnóstico comprende criterios clínicos, de laboratorios y bacteriológicos. Si bien la mortalidad es baja en la etapa aguda, las secuelas a nivel renal condicionan niños con deterioro de función renal, incrementando el número de pacientes en tratamiento dialítico y en espera de un trasplante. Durante la etapa aguda puede observarse palidez cutáneo-mucosa, destrucción de glóbulos rojos, requiriendo transfusiones de sangre según la severidad de la hemólisis (anemia hemolítica) y la presencia de petequias (puntos rojos en la piel) relacionadas a la plaquetopenia. (Trombocitopenia). A nivel intestinal: enteritis leve hasta necrosis isquémica, puede llegar a la perforación del intestino. Siempre requiere internación”.

Vitale explicó que el tratamiento debe ser clínico y se deben tratar todas las complicaciones asociadas a la enfermedad. “A mayor cantidad de manifestaciones clínicas peor pronóstico. El Síndrome Urémico Hemolítico es la principal causa de insuficiencia renal aguda en el niño y la segunda de enfermedad renal crónica”.

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.