Teleradiología 2.0: el rol fundamental de la tecnología y su crecimiento en 2024

Estamos viviendo un crecimiento muy acelerado de pedidos de estudios para el diagnóstico por imágenes en cualquiera de sus expresiones -rayos, ecografías, resonancias, tomografías, mamografías – porque se han vuelto una herramienta vital en el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades.

Por Flavio Sánchez*

Seguramente les pasó que luego de una consulta médica se sume una larga lista de estudios solicitados por el profesional para conocer el estado de salud.

En ese marco, la proyección de demanda de imágenes en 2024 seguirá en crecimiento y se espera para el corto plazo un incremento de esta tendencia porque los estudios por imágenes cada vez son más accesibles y rápidos. En este sentido, los pacientes permanecen menor tiempo en la sala realizándose los estudios. Además, por los avances tecnológicos los exámenes tienen una mayor resolución brindando más detalle de las estructuras anatómicas.

La tecnología tendrá un rol fundamental en la aceleración de este proceso y durante 2024 veremos un avance exponencial de la teleradiología con respecto al año anterior. Principalmente debido al mayor almacenamiento en la nube, donde se puede reunir cada vez más toda la información de un paciente en un solo lugar. Debido a la mayor accesibilidad de este servicio, aumenta la capacidad de almacenamiento y la información se puede compartir rápidamente.

Otro gran aporte de la tecnología al avance de la teleradiología es el crecimiento de la velocidad de conexión a internet. Esto permite acceder a la información, como datos e imágenes y realizar un diagnóstico a distancia.

Por otro lado, los avances tecnológicos aportaron al crecimiento de la teleconsulta, para que el paciente no se desplace. Y la masificación del uso de la IA para detectar rápidamente patrones que ayudan a alertar a los profesionales de la salud para detectar con rapidez una patología.

También, se están utilizando cada vez más los programas o aplicaciones de reconocimiento de voz para transcribir los reportes médicos los cuales simplifican la tarea de transcripción que ayuda a poder agilizar el trabajo médico e incluso en algunas aplicaciones ni siquiera necesitan el teclado.

En resumen, la tecnología constituye un pilar fundamental en el despliegue de la telemedicina para ser más efectivos a la hora de entregar un diagnóstico lo más certero posible a un paciente. Así, tanto las aplicaciones ligadas a la salud como la evolución en la seguridad de los datos y el acceso a la información de los pacientes serán avances importantes que veremos crecer durante estos años.

*Médico especialista en Diagnóstico por Imágenes, Director médico y científico en Telerad, Docente adscripto de la Universidad de Buenos Aires y Coordinador del capítulo de informática médica en la Sociedad Argentina de Radiología.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *