Toyota retiró sus vehículos autónomos a prueba tras el accidente mortal de un auto sin conductor

Toyota retiró hoy de las calles y rutas de Estados Unidos sus vehículos autónomos a prueba tras el accidente mortal de un auto sin conductor de Uber que ocurrió el domingo en Arizona. 

La compañía automotriz japonesa suspendió las operaciones con vehículos autónomos a prueba que tiene en el área de San Francisco, en California, y Ann Arbor, en Michigan, donde está ubicado el centro de investigación Toyota.

Aunque las otras tres operaciones en recintos cerrados -dos en Michigan y una en California- siguen en marcha.

“Les hemos dicho a nuestros conductores que se tomen un par de días libres para que podamos evaluar la situación”, dijo un portavoz de Toyota citado por el diario The New York Times, según consignó EFE.

Aunque los vehículos autónomos funcionan solos, Toyota tiene a conductores e ingenieros en su interior por seguridad.

El domingo a la noche una mujer murió en Temple, Arizona, atropellada por un vehículo autónomo de Uber, en la primera muerte provocada por un vehículo sin conductor en Estados Unidos.

Uber suspendió sus cuatro operaciones de conducción autónoma en América del Norte -Arizona, San Francisco (California), Pittsburg (Pensilvania) y Toronto (Canadá)- tras el siniestro mortal.

Sin embargo, de acuerdo a The New York Times, las automotrices Ford y General Motors mantienen sus pruebas con vehículos autónomos pese al accidente de Uber.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *