UNICEF hace el mayor llamamiento de fondos de su historia

Más de 41 millones de niños afectados por conflictos y desastres necesitan ayuda. Niños en países como Siria, Yemen, y la República Democrática del Congo no pueden acceder a servicios que ayudan a prevenir y responder al abuso, la negligencia, la explotación, el trauma y la violencia. UNICEF pide 3900 millones de dólares de forma urgente para ayudarles y evitar que sufran consecuencias a lo largo de su vida.

El Fondo de la ONU para la Infancia (UNICEF) ha hecho un llamamiento humanitario de 3900 millones de dólares para asistir a 41 millones de niños afectados por conflictos o desastres naturales que carecen de los servicios esenciales de protección.

“Hoy en día, millones de niños que viven en situaciones de conflicto o desastre sufren niveles horribles de violencia que les provocan sufrimientos y traumas. No es posible exagerar los beneficios que tiene nuestro trabajo para la protección de la infancia”, aseguró Henrietta Fore, la directora ejecutiva de UNICEF

Millones de niños que viven en situaciones de conflicto o desastre sufren niveles horribles de violencia que les provocan sufrimientos y traumas.

Unos 6,6 millones de niños en Yemen, 5,5 millones en Siria y 4 millones en la República Democrática del Congo no pueden acceder a los servicios de protección a la infancia entre los cuales se encuentran todas las medidas destinadas a prevenir y responder al abuso, la negligencia, la explotación, el trauma y la violencia.

“Cuando los niños no disponen de lugares seguros para jugar, cuando no pueden reunirse con sus familias, cuando no reciben apoyo psicosocial, no pueden curarse de las cicatrices invisibles que provoca la guerra”, agregó Fore.

UNICEF trabaja para garantizar que la protección de la infancia sea un elemento central de todos sus programas humanitarios, que incluyen agua y saneamiento, higiene y educación. Esto requiere reconocer, mitigar y eliminar las amenazas que pesan sobre la seguridad y el bienestar de los niños.

Sin embargo, los organismos humanitarios se encuentran limitados para proteger a los niños debido a la falta de financiación y a la inseguridad. En la República Democrática del Congo, por ejemplo, UNICEF solo recibió una tercera parte de los 21 millones de dólares necesarios para los programas de protección de la infancia en 2018, mientras que en Siria aún no se ha logrado reunir ni una quinta parte de los fondos para ayudar a los menores.

“Proporcionar a estos niños el apoyo que necesitan es fundamental, pero si no se lleva a cabo una acción internacional considerable y sostenida, muchos de ellos continuarán cayendo en el olvido. La comunidad internacional debe comprometerse a apoyar la protección de la infancia en situaciones de emergencia”, dijo Manuel Fontaine, director de programas de emergencia de UNICEF.

Un mundo violento para los niños

UNICEF/Eyad El Baba
Una niña en Rafah, en la Franja de Gaza, se arrodilla sobre la tumba de su madre y hermanos.

Este año se cumplen 30 años de la Convención sobre los Derechos del Niño, pero hoy en día se registra la mayor cantidad de países en conflicto de los últimos 30 años, lo que representa una amenaza para la seguridad y el bienestar de los pequeños.

Hace un mes UNICEF afirmó que el mundo no está protegiendo a los niños que viven expuestos a la violencia, con consecuencias catastróficas. Los niños corren el riesgo de vivir en un estado de estrés tóxico, una condición que sin el apoyo adecuado puede afectar su desarrollo cognitivo, social y emocional a lo largo de toda su vida. Además, aquellos que han sufrido desplazamiento u otros eventos traumáticos como la violencia sexual y de género necesitan atención especializada para sobrellevar la situación y recuperarse.

Entre los cinco mayores llamamientos individuales se encuentran el de los refugiados sirios y las comunidades de acogida de Egipto, Jordania, Líbano, Iraq y Turquía (904 millones de dólares); Yemen (542,3 millones de dólares); la República Democrática del Congo (326,1 millones de dólares); Siria (319,8 millones de dólares) y Sudán del Sur (179,2 millones de dólares).

Las metas de UNICEF

Con la financiación adecuada UNICEF, en colaboración con sus socios, aspira a:

• Proporcionar a 4 millones de niños y sus cuidadores acceso a apoyo psicosocial

• Proporcionar a casi 43 millones de personas acceso al agua potable

• Brindar educación básica formal o no formal a 10,1 millones de niños

• Inmunizar a 10,3 millones de niños contra el sarampión;

•Tratar a 4,2 millones de niños con desnutrición aguda grave

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *