Volver “curable” un cáncer de pulmón letal: Quimioinmunoterapia antes de cirugía

Un nuevo estudio abre la puerta a un cambio en el abordaje terapéutico de los tumores de pulmón en estadios intermedios. La investigación, pionera en el mundo, arroja resultados en supervivencia que duplican lo obtenido hasta ahora con el tratamiento tradicional.

Las perspectivas de supervivencia de los pacientes con cáncer de pulmón en estadios intermedios –que pueden ser operados, pero en los que el tumor ya se ha diseminado a ganglios circundantes– han dado un vuelco gracias a un estudio español, pionero en el mundo, cuyos resultados publica la revista The Lancet Oncology.

Los investigadores del Grupo Español de Cáncer de Pulmón (GECP) han constatado en su estudio NADIM que administrar quimioinmunoterapia antes de la cirugía en este grupo de pacientes duplica los resultados con respecto al tratamiento tradicional –quimioterapia tras cirugía–.

“Estamos hablando de volver curables tumores potencial y mayoritariamente letales”, afirma Mariano Provencio, presidente de GECP e investigador principal. Para Provencio, “se abre la puerta a un cambio en el abordaje terapéutico global que permitiría aumentar el número de pacientes que finalmente pueden curarse”.

El 89,9 % de los pacientes incluidos en el estudio sobrevivió a los dos años y un 77 % no tuvo progresión de la enfermedad en este periodo. Además, un 63,4 % de los pacientes incluidos tuvo una respuesta patológica completa del tumor cuando se realizó la cirugía (ausencia de este).

“Estas tasas suponen casi el doble de supervivencia de lo registrado hasta ahora con el abordaje tradicional. Esto es importante porque solo un 30 % de los pacientes sobrevivía a los tres años”, indica el experto.

El trabajo también ha evaluado la seguridad de este esquema de tratamiento, que según los investigadores del GECP es seguro. “El efecto secundario del tratamiento (eventos adversos) solo se dio en el 30 % de los pacientes y no interfirió en la cirugía posterior”, añade Provencio.

Además, los autores creen que esta estrategia confiere protección al paciente, ya que la presencia de la masa tumoral completa al inicio de la inmunoterapia permite la inducción de una respuesta antitumoral adaptativa más fuerte y el desarrollo temprano de la memoria inmune que puede proporcionar protección a largo plazo al paciente.

Primer avance en veinte años

Al diagnosticarse en estadios localmente avanzados, el cáncer de pulmón era hasta ahora una enfermedad terminal con pocas perspectivas de supervivencia a largo plazo. “Las investigaciones hasta ahora se habían focalizado en fases avanzadas del tumor, por lo que en los últimos 20 años no había habido ningún avance”, subraya el presidente del GECP.

“Este trabajo es la primera investigación mundial que analiza los beneficios (viabilidad, seguridad, eficacia y supervivencia) de administrar quimioinmunoterapia antes de la cirugía a pacientes con cáncer de pulmón en estadios iniciales o localmente avanzados. Su eficacia no se había testado y los pronósticos de supervivencia y curación en este grupo de pacientes (el 20 % de todos los casos) eran muy pobres”, concluye Provencio.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *