El primer avión eléctrico del país será íntegramente ecológico

La Universidad Nacional de La Plata informó que la nave es cien por ciento ecológica, se podrá cargar conectada en forma directa a la red eléctrica y tendrá las mismas prestaciones que los modelos convencionales con motor a combustión.

El desarrollo del primer avión eléctrico del país, que funcionará íntegramente con baterías de litio, una fuente de energía limpia que no requiere de los combustibles fósiles contaminantes, será puesto en marcha a partir de un convenio firmado por la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) y la empresa Proyecto Petrel S.A.

La nave es cien por ciento ecológica, se podrá cargar conectada en forma directa a la red eléctrica y tendrá las mismas prestaciones que los modelos convencionales con motor a combustión, explicaron desde la UNLP.

En tanto, el Centro Tecnológico Aeroespacial (CTA) de la Facultad de Ingeniería participará en el rediseño de componentes y partes, y en procesos de certificación para la optimización del avión Petrel 912i.

“Dada la experiencia de la UNLP en desarrollos de propulsión de vehículos con energías renovables -con baterías de litio-, surgió la necesidad de incursionar en la aplicación de estas tecnologías en la industria aeronáutica”, explicó el decano de la Facultad de Ingeniería, Horacio Frene.

En ese sentido, Carlos Antonietti, gerente comercial de la empresa, señaló que “el Petrel 912i es un avión que, por su bajo costo de adquisición y de operación, se presenta por sus fabricantes como un modelo de instrucción, ideal para jóvenes pilotos que desean sumar horas de vuelo en una plataforma de célula comprobada y con equipamiento de acuerdo a los nuevos diseños de aviones comerciales”.

Los responsables del proyecto adelantaron que el CTA suministrará el equipamiento y la tecnología para convertir el avión Petrel 912i, de propulsión convencional (combustión interna), en propulsión eléctrica, alimentada íntegramente con baterías de litio.

Por su parte, la empresa Proyecto Petrel proporcionará una unidad de la aeronave con las mismas características de las que están actualmente en operación.
“Dada la ausencia de normativas reglamentarias nacionales que regulen y permitan la utilización de aeronaves propulsadas con energías renovables alternativas, ambas instituciones nos comprometimos a solicitar al organismo competente (ANAC) el proceso de matriculación, como aeronave experimental, y el inicio de las acciones para acordar el dictado de las normas regulatorias sobre la utilización de aeronaves propulsadas eléctricamente”, explicó Marcos Actis, director del CTA.

Este proyecto comenzó a gestarse hace dos años, a partir de un acuerdo entre la UNLP y Petrel para que los alumnos de Ingeniería pudieran realizar la Práctica Profesional Supervisada (PPS) en la planta de la empresa, ubicada en la localidad bonaerense de Gowland, cerca de Mercedes.

La conversión del Petrel 912 a energía eléctrica es algo novedoso en la Argentina y la principal ventaja de utilizar litio es que los vehículos funcionan con energías completamente limpias y que este tipo de baterías duran cinco veces más que las de plomo y son reciclables.

Uno de los primeros avances en este tipo de proyecto de energías limpias fue en 2013, cuando el triciclo eléctrico desarrollado en los laboratorios de Ingeniería logró completar su primer viaje uniendo La Plata y Mar del Plata, y en 2016, cuando se logró poner en marcha el Ecobus Universitario, primer transporte cien por ciento ecológico de la ciudad de La Plata.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *