¿Es riesgoso consumir medicamentos de venta libre?

Ante las afecciones ya conocidas por los pacientes, como dolores de cabeza, resfríos, dolores menstruales, acidez, hongos en los pies o pediculosis, los medicamentos de venta libre conforman una opción respaldada por los profesionales de la salud. En el programa de radio Paso Clave, entrevistaron Jimena Worcel, médica psiquiatra y directora de la Cámara Argentina de Productores de Especialidades Medicinales de Venta Libre, para conocer cuál es la diferencia entre la automedicación y la autoprescripción, que en ocasiones son tomados como sinónimos.


“Los medicamentos de venta libre, son reconocidos por los usuarios porque se promocionan en los medios de comunicación por sus marcas comerciales, y son para tratar dolencias o enfermedades comunes como dolores menstruales, acidez, u hongos”, afirmó la especialista.

Asimismo, Worcel recordó que “desde el 2009 se pueden comprar solo en farmacias, lo que da mayor seguridad y garantía”, mientras que agregó que no se trata de remedios que curen patologías.

“Los medicamentos de venta libre, vienen en una caja, tienen prospectos con indicaciones para el uso, y son seguros”, sostuvo, al tiempo que aconsejó utilizarlos de manera racional y ante cualquier inconveniente consultar de forma inmediata a un profesional.

La médica también explicó cuál es la diferencia entre la automedicación y la autoprescripción, que en ocasiones son tomadas como sinónimos. “La automedicación está relacionada a los medicamentos de venta libre porque son fármacos que están al alcance de la población por ser respuestas ante dolencias conocidas por los pacientes. Sin embargo, la autoprescripción responde a los casos en los que las personas acceden a medicamentos de venta bajo receta sin haber acudido al médico, es decir, sin presentar la receta. Algunos medicamentos que se suelen conseguir por esta vía son antibióticos o anticonceptivos orales. Esto representa un peligro para la salud y es distinto de la automedicación”, sentenció.

Otras características de los medicamentos de venta libre, es que son de fácil reconocimiento, el costo es menor en relación a los que son de venta bajo receta, suelen no tener cobertura integral por las obras sociales o prepagas, y están permitidas las publicidades promocionándolos.

Entre las principales categorías de los medicamentos de venta libre se incluyen, antiácidos, analgésicos, antiinflamatorios y antigripales -en dosis bajas-, productos para los hongos (antimicóticos), para la picazón (anti pruriginosos), polivitamínicos, productos para disminuir la tos y facilitar la expectoración, descongestivos oculares, laxantes, jarabes antitusivos (mucolíticos) y pediculicidas.

COMPARTIMOS LA ENTREVISTA COMPLETA PARA QUE PUEDAS CONOCER MÁS SOBRE EL TEMA.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *