La Ecological Society of America distinguió el trabajo de un investigador del CONICET

La Ecological Society of America (ESA) distinguió un trabajo del que participó el investigador del CONICET en el Instituto de Biología Subtropical (IBS, CONICET – UNaM), Santiago Velazco. Junto con tres coautoras de Estados Unidos, el científico argentino recibirá el premio W.S. Cooper 2024, que reconoce a publicaciones destacadas en el campo de la geobotánica, la ecología fisiográfica, la sucesión vegetal o la distribución de las plantas.

Cada año, la ESA —una de las sociedades más reconocidas del mundo en el campo de la Ecología— distingue a contribuciones destacadas, referidas a nuevos descubrimientos, aportes a la enseñanza y a la sostenibilidad. En esta oportunidad, se premió a un artículo publicado en 2022 que tiene como co autor a Velazco, en el que se analiza la rareza, la geografía y la exposición de las plantas al cambio climático.

Estos premios, destacan desde la ESA, están diseñados no sólo para distinguir a los equipos de investigación, sino también para “inspirar a una amplia audiencia de científicos, educadores y estudiantes, abriendo la puerta a nuevas ideas y colaboraciones que aumentarán el impacto de la investigación ecológica”.

El artículo por el que fue premiado Velazco fue publicado en la revista Global Ecology and Biogeography y analiza la rareza, geografía y exposición de las plantas al cambio global en la Provincia Florística de California. El trabajo tiene como co autoras a Miranda Brooke Rose, Helen M. Regan y Janet Franklin, investigadoras de la University of California, Riverside.

“El trabajo se centró en la Provincia Florística de California, que es un hotspot de biodiversidad. Es una región de gran diversidad biológica, que registra muchos endemismos y que ha sido muy afectada por el cambio del uso de suelos y por el cambio climático”, explicó Velazco. El objetivo de la investigación, que incluyó más de 80 especies, fue evaluar qué características las hacen más o menos vulnerables a esos fenómenos.

El equipo utilizó modelos de distribución de especies para evaluar la situación en el presente y evaluar cómo podría ser en el futuro. Los resultados revelan que las especies raras, como las que tienen áreas de distribución más reducidas, son especialmente susceptibles a los efectos del cambio climático.

Según destacaron desde la ESA, el trabajo realizado por el equipo que integra Velazco constituye una ampliación significativa del legado de William S. Cooper, que utiliza modelos predictivos avanzados para profundizar en nuestra comprensión de la distribución de las plantas y sus respuestas a los cambios medioambientales.

“Recibir este premio representa una gran alegría para quienes trabajamos en este artículo porque reconoce la importancia de seguir investigando sobre la vulnerabilidad climática de la flora en distintas regiones. Además, refuerza el valor de la colaboración entre científicos del CONICET y otras instituciones, como la Universidad de California, para seguir avanzando en proyectos colaborativos entre distintas regiones”, resaltó Velazco. Los galardonados recibirán un reconocimiento oficial durante una ceremonia que se celebrará en la reunión anual de la ESA en agosto en Long Beach, California.

Acerca del premio

El premio Cooper honra a los autores de una publicación destacada en el campo de la geobotánica, la ecología fisiográfica, la sucesión vegetal o la distribución de las plantas a lo largo de gradientes ambientales. William S. Cooper fue un pionero de la ecología fisiográfica y la geobotánica, con un interés particular en la influencia de factores históricos —-como las glaciaciones y la historia climática— en las comunidades vegetales contemporáneas.

Es una distinción otorgada anualmente por la Ecological Society of America, una institución fundada en 1915, que actualmente reúne a la mayor comunidad de ecologistas profesionales del mundo. La ESA es considerada una fuente fiable de conocimientos ecológicos, comprometida con el avance de la comprensión de la vida en la Tierra.

La ESA cuenta con 8 mil integrantes, publica seis revistas y un boletín. Además, difunde ampliamente información ecológica a través de iniciativas políticas, educativas y de divulgación en los medios de comunicación.

La reunión anual de la Sociedad se realiza en agosto y reúne a más de 4 mil asistentes. Allí se presentan los avances más recientes de la ciencia ecológica.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *