La OMS, atenta a los dos nuevos linajes de la variante Ómicron

El organismo que conduce Tedros Adhanom Ghebreyesus está colaborando con los científicos para comprender mejor su propagación actual, así como cualquier impacto potencial que puedan tener estas dos nuevas mutaciones de la variante más contagiosa del SARS-CoV2.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) informó este lunes que está siguiendo dos nuevos linajes de la variante Ómicron (BA.4 y BA.5), cuyas mutaciones adicionales “deben estudiarse más a fondo para comprender su impacto en el potencial de escape inmunológico” y pidió a los países que “sigan colaborando y compartiendo sus datos sobre la pandemia”.

Hasta el momento, según informó el organismo, solo se notificaron unas “pocas docenas de secuencias de estas variantes en un puñado de países”, pero alienta a que se “siga vigilando el virus” y que compartan rápidamente los datos para “tener un mejor conocimiento del virus, incluidos sus nuevos linajes”.

Por otra parte, este lunes se reunió el Comité de Emergencias de la Organización para estudiar la evolución de la pandemia de coronavirus y emitir recomendaciones a los Estados, según publicó el portal de la OMS.

El director general de la Organización, Tedros Adhanom Ghebreyesus, dijo que “es gratificante ver una tendencia a la baja en las muertes registradas por coronavirus” y que la semana pasada “fueron las más bajas en los dos últimos años”.

Sin embargo, advirtió que la pandemia “está lejos de terminar”.

“La transmisión sigue siendo muy alta y la cobertura de vacunación sigue siendo muy baja en demasiados países y la relajación de muchas medidas sociales y de salud pública está permitiendo que la transmisión continúe, con el riesgo de que surjan nuevas variantes”, dijo.

Además, detalló que en los países con alta inmunidad de la población, hay una “disociación entre casos, hospitalizaciones y muertes”, mientras que en otros con menor acceso a las vacunas “el aumento masivo de casos provocó un gran número de hospitalizaciones e incluso un mayor número de muertes” que en oleadas anteriores.

A su vez, remarcó que hay tres factores que lo preocupan: el cansancio de la población, la duración de la inmunidad y la incapacidad de predecir cómo evolucionará el virus.

A pesar de las incertidumbres, recordó que el mundo tiene las herramientas para limitar la transmisión, salvar vidas y proteger los sistemas sanitarios con la vacunación, los testeos, tratamientos y medidas sociales y de salud pública para “poner fin a la fase aguda” de la pandemia de coronavirus.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.