Sentinel-5P ya está en el espacio

Como parte del programa Copérnico, el satélite “Sentinel-5 Precusor”, que abarcará una franja de 2.600 km de ancho, cubrirá la totalidad del planeta cada día, para vigilar la contaminación del planeta en forma contínua. Fue lanzado hoy al espacio desde el cosmódromo ruso de Plesetsk y, por primera vez, realizará durante los próximos años un mapa del medio ambiente de la tierra.

El Servicio de Vigilancia Atmosférica de Copernicus empleará la información recopilada por esta nueva misión para la previsión de la calidad del aire y para la toma de decisiones.

“Observaremos la atmósfera y mediremos todos los gases que influyen en la contaminación y todo el aire que respiramos. Este nuevo equipo continuará con el trabajo que han hecho los satélites anteriores de la misión Copérnico”, dijo el ingeniero Kevin Mcmullan, director de este proyecto, antes del lanzamiento.

La misión también contribuirá a otros servicios, como los de vigilancia de cenizas volcánicas para la seguridad de la aviación o los sistemas de advertencia por altos niveles de radiación UV, que pueden provocar lesiones en la piel. A su vez, los científicos utilizarán los datos para mejorar nuestros conocimientos sobre procesos importantes en la atmósfera relacionados con el clima y la formación de agujeros en la capa de ozono.

Mcmullan advirtió de que “la contaminación es un grave problema” y recordó que provoca “un promedio de 3,7 millones de muertos” en el mundo, relevó la agencia Efe.

El lanzamiento, llevado a cabo a la hora programada, a las 11.27 hora europea (09.27 GMT), se pudo seguir desde la sede de la Agencia Espacial Europea (ESA), localizada en Noordwijk, en el sur de Holanda, con la presencia de la mayoría de los ingenieros y compañías implicadas en la misión.

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *