Un aceite inteligente

Investigadores del CONICET y la Universidad Nacional del Sur desarrollaron un lubricante modificado químicamente que logra una alta tolerancia a la entrada de agua al sistema, un contaminante destructivo.

Investigadores del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) en la Planta Piloto de Ingeniería Química (PLAPIQUI, CONICET-UNS) y la Universidad Nacional del Sur (UNS) desarrollaron un producto que le confiere una propiedad excepcional a diferentes aceites lubricantes, utilizados en una amplia gama de maquinarias y equipos. Es un producto en etapa de validación operativa, que surge del trabajo de investigación básica realizada en laboratorios de la UNS y el PLAPIQUI.

La puesta en valor de este desarrollo lleva más de un año de trabajo, por el equipo que ha conformado un emprendimiento denominado IMTecnología. Sus integrantes son: Walter Tuckart, investigador adjunto de CONICET y profesor de la UNS, Germán Prieto, investigador asistente del CONICET y auxiliar de docencia en la UNS y Laura Pregliasco, especialista en negocios tecnológicos, ex directora de la Incubadora de Empresas de la Facultad de Cs. Exactas y Naturales de la Universidad de Buenos Aires: Incubacen. El equipo colabora estrechamente con los Dres. Andrés Ciolino, investigador independiente del Consejo y Camila Müller, becaria posdoctoral del CONICET.

“El aceite inteligente es un aceite modificado químicamente que permite reducir el impacto medioambiental y prolongar la vida útil de los equipos industriales, por ejemplo, turbinas, cajas multiplicadoras de turbinas eólicas y demás”, explicó el investigador Germán Prieto.

Dicho producto es capaz de lograr una tolerancia inusitada a la entrada de agua al sistema, un contaminante tan habitual como destructivo de la performance del lubricante. De esta forma, permite disminuir drásticamente recambios frecuentes del lubricante, costosas operaciones de control para la contaminación acuosa, y aún más costosos daños en equipos de altísimo valor comercial y por su lucro cesante. Al aumentar la vida útil del lubricante reduce significativamente el descarte de este contaminante, al medio ambiente. Su disposición adecuada es costosa, por lo que suele quemarse sin control en condiciones altamente contaminantes o es enterrado de forma igualmente deletérea para con el ambiente.

En su lanzamiento se presenta como un aditivo universal, capaz de conferirle a aceites de gama intermedia o baja, propiedades de los costosos aceites Premium. También IMT posee un plan de lanzamiento de otros productos basados en esta tecnología, aplicables a sectores industriales variados, pero sobre todo a turbinas de generación eléctrica, motores marinos, y cajas reductoras. Ya posee acuerdos para su fabricación a nivel nacional, ha recibido el primer aporte semilla de capital privado, y se encuentra negociando el aporte de capital inteligente, orientado al desarrollo de una completa estrategia de protección internacional mediante patentes, la validación operativa final y la salida comercial.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *