Alzheimer: cuáles son los biomarcadores que prometen cambiar el futuro de la enfermedad

Cada tres segundos una persona en el mundo es diagnosticada con demencia. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) existen 50 millones de personas que la padecen y entre el 60% y 70% de esos casos corresponden a Alzheimer, la forma más común de demencia.

Durante la quinta edición del evento virtual de Biogen, NS Neuroscience Innovation Latam 2021, el prestigioso neurólogo español Alberto Lleó se refirió en el panel Tendencias actuales y futuras en Biomarcadores de la enfermedad de Alzheimer al potencial de estas moléculas biológicas que se encuentran en la sangre, otros líquidos o tejidos del cuerpo, y cuya presencia es un signo de un proceso anormal, de una afección o de una enfermedad.

En su presentación, el doctor Alberto Lleó, director de la Unidad de Memoria del Servicio de Neurología del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau ubicado en Barcelona, España, nombró los biomarcadores disponibles para detectar el Alzheimer.

De acuerdo con la definición de el Instituto Nacional del Cáncer NIH estadounidense, un biomarcador o marcador biológico es una molécula biológica que se encuentra en la sangre, otros líquidos o tejidos del cuerpo, cuya presencia es un signo de un proceso normal o anormal, de una afección o de una enfermedad.

Un marcador biológico se utiliza a veces para determinar la respuesta del cuerpo a un tratamiento para una enfermedad o afección. También se le llama biomarcador, marcador molecular y molécula distintiva.

Uno de los hallazgos más relevantes de los últimos años es que las medidas de líquido cefalorraquídeo han sido claves en los ensayos clínicos para la enfermedad de Alzheimer; este elemento fue clave en la interpretación del efecto del fármaco a nivel cerebral, explicó Lleó. Existen también otros biomarcadores que son y pueden de ser de utilidad en la enfermedad, por ejemplo el de neurofilamentos de cadena ligera, una proteína que al ser liberada en líquido cefalorraquídeo produce un daño axonal, neuronal, que se ve en cualquier tipo de trastorno con daño, precisó el neurólogo.

En relación a este tipo de herramientas diagnósticas, subrayó: Los marcadores core se encuentran ya disponibles en la rutina clínica y son claves para el diagnóstico precoz del Alzheimer; la proteína tau y neurofilamentos marcan procesos solapantes pero ciertamente distintos y existen nuevos marcadores como las proteínas sinápticas que pueden ser útiles pero todavía hay que determinar cuál es el contexto de su uso. Los marcadores de líquido cefalorraquídeo juegan un papel clave en las investigaciones”.

El foco en la innovación

Minutos antes de la presentación del experto, el anfitrión y presentador del simposio, Guillermo Andino, explicó que este evento en neurociencias es el más importante de la región en donde se muestran los últimos avances en Esclerosis Múltiple, Atrofia Muscular Espinal, enfermedad de Alzheimer, Esclerosis lateral amiotrófica, entre otras afecciones.

Maximiliano Gutierrez, Managing Director LATAM South de Biogen, destacó que este espacio está pensado para difundir lo más destacado de las investigaciones científicas en curso y futuro de la neurociencia, contaremos con expertos de nivel internacional. En este contexto, la enfermedad de Alzheimer es el tipo de demencia más común en el mundo, por ello son muy necesarios biomarcadores para detectarla de manera temprana.

Por su parte, Alejandro Bagliano, Director Médico de Biogen, amplió: este año, por primera vez el evento tiene un alcance regional. Líderes internacionales compartirán las últimas novedades científicas de la neurociencia, siempre con el foco puesto en la innovación.

El aliado tecnológico

¿Cuáles son los avances en los biomarcadores en sangre? De acuerdo al neurólogo Alberto Lleó, en los últimos cinco años hemos asistido a una explosión de los marcadores en sangre para la enfermedad de Alzheimer, fundamentalmente ligados a un avance tecnológico.

Las tres categorías ATM de biomarcadores ya están disponibles en sangre, se utilizan en ensayos clínicos, una de ellas se ha aprobado para su uso en Estados Unidos y en Europa; y finalmente tau fosforilado en plasma es muy útil para la detección de la patología Alzheimer y será implementada en las rutinas clínicas de estudios en los próximos meses y años, concluyó.

Consultado por Guillermo Andino en relación a la ponencia del doctor Lleó, el doctor médico especialista en neurología y psiquiatría Ricardo Allegri, investigador del Conicet y jefe de Neurología Cognitiva, Neuropsicología y Neuropsiquiatría de Fleni en Buenos Aires, destacó en relación al diagnóstico del Alzheimer en la Argentina: el primer punto para el diagnóstico clínico es evaluar si el paciente tiene trastorno cognitivo o no, información que resulta de la entrevista y evaluación neurológica y cognitiva, en donde se ve el tipo de afección que tiene esa persona; para finalmente completar con laboratorio y neuroimágenes.

Ahora bien, para el diagnóstico puntual tenemos que acudir a la utilización de biomarcadores. En nuestro grupo se utilizan biomarcadores de neuroimágenes y en líquido cefalorraquídeo”, detalló.

Por su parte, el doctor brasileño Ricardo Nitrini, fundador de la Unidad de Neurología Cognitiva y Comportamiento del Hospital Das Clínica de San Pablo y editor jefe de la revista científic Demencia y Neuropsicología, advirtió: El diagnóstico del Alzheimer en Brasil depende de un cuadro que permite tener un panorama sólo de los síndromes.

El diagnóstico específico y real de la enfermedad se debe hacer con biomarcadores, de imagen, de resonancia magnética, etc., son análisis de importancia. Es necesario utilizarlos en Latinoamérica, y por lo menos en Brasil estamos preparados para hacer este análisis en algunos centros especializados.

El doctor Francisco Lopera, médico especializado en neurología, profesor y director del grupo de neurociencias de la Universidad Antioquia en Medellín, Colombia, puntualizó: En Colombia podemos hacer el diagnóstico clínico de la enfermedad de Alzheimer basados en la histórica clínica, en la entrevista o examen neurológico y en la evaluación neuropsicológica. Nos ayudamos con imagen de resonancia magnética para confirmar y tener más seguridad en el diagnóstico clínico. No utilizamos biomarcadores en líquido cefalorraquídeo o en plasma, pero en investigación sí tenemos acceso a este tipo de herramientas.

Los síntomas

El Alzheimer se manifiesta con la pérdida progresiva de memoria y otras habilidades cognitivas que interfieren con la vida cotidiana. Si bien se desarrolla más en personas mayores de 65 años, puede también afectar a más jóvenes. Con el avance de la investigación científica, ahora se sabe que en América Latina se puede reducir un 56% el riesgo de demencias como Alzheimer si se controlan mejor 9 factores para su prevención.

En los enfermos menores de 50 años, la enfermedad es agresiva y en la madurez, si hay buenos cuidados, el paciente puede durar muchos años más con vida. A partir de los 45 años, la enfermedad puede presentarse de forma temprana, lo que se conoce como Alzheimer familiar o genético.

Entre los 60 y 70 años se puede presentar como Alzheimer esporádico, con una prevalencia del 7%, y se presenta después de los 85 años en más del 40 por ciento de la población, este tipo se relaciona más con la edad. El nombre de este padecimiento se debe a Alois Alzheimer, quien fue un neurólogo alemán que en 1901 estableció los síntomas de la enfermedad y en 1906 publicó sus descubrimientos.

La quinta edición del importante evento de Biogen NS Neuroscience Innovation Latam 2021 incluyó también la exposición de la investigadora colombiana Sandra Paipilla Eje microbiota-intestino-cerebro, futuro y objetivo terapéutico; el análisis del doctor Sergio Baranzini desde los Estados Unidos sobre el Impacto de la microbiota en la esclerosis múltiple, y la participación en la sección de preguntas y respuestas del experto argentino Jorge Correale.

Durante el evento, el investigador argentino del CONICET, Alejandro Montaner, abordó la temática Terapéutica de la inmunología, la droga revolucionaria que se desarrolló para el tratamiento del dolor; el doctor en Ciencias de la Computación de la Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires, José Fernández León Fellenz, participó en el panel: Discriminación de la memoria al borde del miedo: Correlaciones neuronales en la corteza prelímbica.

A modo de cierre, se presentó el especial “Mujeres en STEM”, Science, Technology, Engineering and Mathematics (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas por sus siglas en inglés). Allí expusieron Mayana Zatz, científica brasileña; desde México Laura Palomares y María Noel Vaeza y María Ines Fariello desde Uruguay.

Durante la última jornada se discutieron tópicos fascinantes de las neurociencias, entre ellos, el seguimiento de pacientes con Atrofia Muscular Espinal (AME) en el tercer milenio: ¿cómo pueden las nuevas tecnologías ayudar a los médicos a tomar decisiones?; la relevancia del diagnóstico genético de Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA) en la era de nuevos tratamientos específicos, proyectos innovadores; la rehabilitación cognitiva y telemedicina en la detección de rutina para fortalecer la memoria y la integración científica regional con los responsables políticos: Innovación 2030; Políticas Públicas – El Futuro de la Innovación y la Integración Regional.

NS Innovation Latam 2021 es el evento en neurociencias más importante de la región con los últimos avances en Esclerosis Múltiple, Atrofia Muscular Espinal, enfermedad de Alzheimer, Esclerosis lateral amiotrófica.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *