COVID-19: buscan probar si un ácido graso omega-3 previene contagios en personal de salud

Un ensayo clínico en Argentina buscará comprobar si aceite de pescado de prescripción enriquecido con ácido etil-eicosapentaenoico (etilo de icosapento), un ácido graso omega-3, previene el contagio de COVID-19 o reduce la severidad de los síntomas entre personal de la salud altamente expuesto al virus, anticipó uno de los investigadores principales. El estudio está actualmente siendo evaluado por las autoridades regulatorias argentinas para su aprobación.

“Es una enfermedad nueva, de la que sabemos muy poco, se diseminó rápido porque no hay anticuerpos pero sobre el virus el interrogante es si se parece a la influenza y creo que va a convivir con nosotros por mucho tiempo”, explicó Rafael Díaz, Director de Estudios Clínicos Latinoamérica (ECLA), en el programa de radio Paso Clave.

Además, expresó su escepticismo respecto de las vacunas porque “el virus muta todo el tiempo para seguir replicándose y sobre esto tenemos el ejemplo de lo que ocurre con las influenzas donde aún no se halló una vacuna totalmente efectiva”.

“La administración de ácido graso omega-3 el altas dosis, tiene tres tipos de propiedades de las cuales dos están muy probadas: la antinflamatoria y la antitranbótica Además en modelos animales y en algunos casos humanos en las que fue probada puede tener un efecto antimicrobiano y antiviral porque interfiere con la membrana que tiene lípedos que cubren al virus, entonces si podemos alterar la función de la membrana viral y así minimizar la replicación dentro de la célula”, afirmó el experto.

PODÉS ESCUCHAR LA ENTREVISTA COMPLETA Y CONOCER TODOS LOS DETALLES DEL ESTUDIO.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *