Implante subdérmico: Las mujeres que lo eligen como anticonceptivo lo usan por más de un año, según estudio

El Ministerio de Salud y Desarrollo Social de la Nación presentó un informe sobre la alta adherencia al implante subdérmico en mujeres de entre 15 y 24 años de todo el país, el cual mostró un índice de permanencia de este anticonceptivo de larga duración de un 88 % en el primer año y de 87% una vez cumplido los dos años.

El estudio cualitativo surge de una encuesta semiestructurada realizada a un total de 1.101 mujeres de entre 15 y 24 años de todas las regiones del país.

El mismo evidenció que el porcentaje de mujeres que decide retirarse el implante antes del primer año de su colocación alcanzó el 11,9 %, porcentaje levemente menor que el referenciado en los estudios internacionales sobre implante, mientras que en el segundo año de uso fue de 1,2 %.

En cuanto al nivel de adherencia de acuerdo a las edades, se observó que la tasa de retiro es menor entre mujeres entre 15 a 19 años (11%), mientras que en las mujeres entre 20 a 24 años asciende al 15%, lo que indica que este método de larga duración constituye una estrategia significativa en el diseño de una política de prevención de embarazos no intencionales en la población adolescente.

Además, el estudio arrojó que hay mayor probabilidad de retiro del implante en mujeres que no han parido, siendo la decisión de quedar embarazada el motivo principal.

Dentro de las ventajas manifestadas por las usuarias de este método, las jóvenes refirieron la efectividad para prevenir embarazos, siendo ella la razón por la que volverían a colocarse un implante, alcanzando el entorno del 70% para ambos grupos de edad considerados.

En segundo lugar, manifestaron la comodidad de su colocación, seguida por la posibilidad de no necesitar recordar la toma diaria de un método anticonceptivo.

Los principales problemas señalados por las más jóvenes fue la identificación de dolor de senos (mastalgia), cefalea, y posibles efectos secundarios.

El Estudio de Seguimiento y Adherencia al Implante Subdérmico en Adolescentes y Jóvenes en la Argentina de la Dirección de Salud Sexual y Reproductiva de la Secretaría de Gobierno de Salud con el apoyo de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), fue realizada por la Dirección de Salud Sexual y Reproductiva de la Secretaría de Gobierno de Salud y de la OPS.

Según se informó en el comunicado, en el año 2014 se priorizó como población destinataria del implante a las adolescentes de 15 a 19 años sin obra social o prepaga que hubieran tenido al menos un evento obstétrico (parto, cesárea o aborto) en el año previo a la colocación y que residieran en las jurisdicciones que presentaban las mayores tasas de fecundidad adolescente (Buenos Aires, Formosa, Jujuy, Misiones, Santiago del Estero, Tucumán).

A partir del año 2015, se extendió este insumo a todas las mujeres de 15 a 24 años, sin obra social o prepaga, hubieran tenido o no un evento obstétrico y a todas las jurisdicciones del país.

Según la Dirección de Estadística e Información de Salud, en 2016 se registraron 96.905 nacidos vivos de madres adolescentes (lo que representa el 13% del total de nacidos vivos) y 2.419 nacidos vivos de niñas y adolescentes menores de 15 años.

La representante de OPS en Argentina, Maureen Birmingham, indicó durante la presentación del informe que en el país “siete de cada 10 adolescentes entre 10 y 19 años tuvieron un embarazo no intencional, lo cual representa un riesgo para las adolescentes no sólo desde el punto de vista biológico sino en el impacto global en su curso de vida”.

Además, Birmingham recordó que la estrategia mundial para la salud de la mujer, adolescentes y niñas tiene tres objetivos fundamentales: “Sobrevivir a toda muerte prevenible; prosperar, garantizando el acceso universal a los derechos y servicios de salud sexual y reproductiva; y transformar a través de la creación de entornos favorables para el empoderamiento de la mujeres y niñas”.

En tanto, la directora de Salud Sexual y Reproductiva, Silvia Oizerovich, explicó que “el objetivo del estudio fue conocer la experiencia de las mujeres con el implante y el porcentaje de adherencia que es alto, lo que es muy bueno para una política pública destinada a brindarles esto a las usuarias como un elemento más dentro de la canasta de insumos de la Dirección”.

El estudio se presentó en el marco de los 15 años del Programa Nacional de Salud Sexual y Procreación Responsable, que este año se convirtió en la Dirección de Salud Sexual y Reproductiva.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *