Manes: “La economía del mundo depende de lo que generen los cerebros de los ciudadanos”

En el programa de radio Modo Avión, que conduce Pablo Sigal, junto a Mario Esman por FM Concepto, el neurocientífico Facundo Manes explicó cuál es el mal que aqueja a la Argentina y por qué las políticas públicas estarán condenadas al fracaso mientras no pongan el foco en la educación y la ciencia. El experto detalló el rol de las neurociencias en el diseño de mejores políticas públicas.

“Argentina exportó materias primas en un momento en la que eso era importante, y no digo que esté mal, lo que ocurre es que con la exportación de materias primas no alcanza para los 50 millones de argentinos”, afirmó Manes.
 
El especialista se refirió al problema del hambre y la mal nutrición y dijo que “no solo es inhumano”, sino que es una “hipoteca social”. En Argentina hace “muchos años que las personas están mal nutridas y por eso tienen anemia,  y si a esto sumamos que la mitad de los adolescentes viven en la pobreza, es muy grave porque sobrevivir genera “estrés mental”, enfatizó.
 
También Manes consideró fundamental construir una sociedad de conocimiento, y para eso “se necesita un pueblo educado, con salud y buenos alimentos”. 
 
“Cuando la economía del mundo está basada en la ciencia y la tecnología, y depende de lo que generen los cerebros de los ciudadanos. Entonces tener la población mal alimentada y sin estímulos complica nuestro desarrollo e inserción en ese mundo”, sostuvo el neurocientífico.
 
Conocimiento científico aplicadoal rediseño de políticas públicas 

La aplicación del conocimiento científico para comprender el comportamiento real de las personas es una de las grandes promesas de la última década, respaldada por múltiples experiencias en numerosos países. Dicha aplicación puede contribuir a la reestructuración de las políticas públicas en diversos ámbitos como la educación, la salud, la justicia, el comportamiento ciudadano, las transformaciones sociales y tecno-culturales, el cuidado del medio ambiente, el ahorro, y otras aplicaciones de interés social.

 

Las neurociencias, en conjunto con otras disciplinas de la conducta, brindan un gran potencial para diseñar nuevas intervenciones, más complejas y exhaustivas, con implicaciones profundas en diferentes etapas de la vida. Mediante la comprensión de los mecanismos involucrados en la interacción entre el entorno, el cerebro y el comportamiento humano, las neurociencias pueden contribuir al entendimiento de los procesos cognitivos, afectivos y sociales que guían nuestras conductas y decisiones en sociedad.

COMPARTIMOS LA ENTREVISTA COMPLETA A FACUNDO MANES.

 

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *