Obesidad: ¿cómo convertir las grasa mala en grasa buena?

Un estudio, llevado a cabo en ratas, consistió en bloquear una proteína en el cerebro de los animales que se sabe estimula el apetito. El resultado podría conducir en el futuro a un nuevo tratamiento contra la obesidad en humanos.

Investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad Johns Hopkins, Estados Unidos, concluyeron que no sólo se redujo el consumo de calorías de los animales y, por lo tanto su peso, sino también observaron que su grasa se convirtió en tejido adiposo marrón, cuya única función es quemar calorías.

El hallazgo, dice el estudio publicado en Cell Metabolism (Metabolismo Celular), podría conducir en el futuro a un nuevo tratamiento contra la obesidad en humanos. Todos los mamíferos, incluido el ser humano, cuentan con dos tipos de grasa en su organismo: el tejido adiposo blanco y el tejido adiposo marrón. La grasa blanca suma el 20% del peso corporal en hombres y 25% en mujeres.

Lo más sorprendente de la investigación fue cuando los científicos analizaron la composición de la grasa y en la región de las ingles de las ratas con proteína, llamada neuropéptido Y (NPY) inhibida, no encontraron la grasa blanca que se esperaría observar en los animales adultos, sino descubrieron que ésta había sido reemplazada con grasa “buena” marrón.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *