“La alta exposición a las pantallas puede provocar daño en el desarrollo infantil”

Desde la Sociedad Argentina de Pediatría afirman que el uso excesivo de ‘pantallas’ por parte de los niños se asocia a trastornos en el sueño, sedentarismo, obesidad, problemas físicos como alternaciones visuales, contracturas musculares, y hasta tendinitis, además de depresión, ansiedad y trastornos vinculares; destacan también el riesgo de afectar tanto su desarrollo cognitivo como emocional y social.

En el programa de radio Paso Clave, entrevistaron a Marcela Caffulli, Médica Pediatra, Diplomada en Neurodesarrollo Infantil (Universidad de Favaloro), y Miembro titular del Comité de Crecimiento y Desarrollo de la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP), para conocer más sobre el tema.

Una investigación realizada en más de 2400 niños en Canadá demostró que cuanto mayor es el tiempo de exposición a las pantallas a los 2 y a los 3 años, menor es el rendimiento encontrado en las pruebas de evaluación del desarrollo de esos niños a los 3 y a los 5 años respectivamente.

“Durante los primeros dos años de vida, los chicos tienen muchos cambios en el desarrollo del cerebro y el estímulo de las pantallas tiene efectos nocivos por lo lumínico, y  porque lo restringe de experiencias concretas, uno a uno con otros seres humanos y con el juego que hace que pueda seguir un crecimiento normal”, afirmó la experta.

COMPARTIMOS LA ENTREVISTA COMPLETA.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *