Promueven acciones para regular la publicidad en alimentos para niños

La Organización Panamericana de la Salud (OPS/OMS) y la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP) anunciaron que promoverán regulaciones en la publicidad de los alimentos, evitar la oferta de ultraprocesados en las escuelas y dar información clara en las etiquetas como algunas de las acciones para prevenir en la Argentina la creciente obesidad infantil.

El anuncio del acuerdo fue realizado como parte de la Semana por los derechos del niño que promueve la SAP y apunta a uno de los objetivos que forma parte de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible adoptada por los Estados Miembros (incluido Argentina) de las Naciones Unidas que refiere a poner fin a “todas las formas de malnutrición”, según informó en un comunicado.

Argentina tiene la segunda tasa más alta de sobrepeso en menores de 5 años de América Latina y el Caribe con un 9,9%, según el Panorama de Seguridad Alimentaria y Nutricional elaborado por OPS/OMS y la FAO.
Casi nueve de cada diez alimentos que se publicitan durante los programas infantiles de la TV argentina tienen bajo valor nutritivo y alto contenido en grasa, azúcares o sal, de acuerdo con un análisis hecho por la Fundación Interamericana del Corazón (FIC).

En adolescentes de 13 a 15 años, el sobrepeso aumentó un 17% en cinco años, al pasar del 25% (2007) al 29% (2012), según cifras oficiales.

En este contexto, desde la OPS/OMS y la SAP afirmaron que “es necesario avanzar en regulaciones para proteger a los niños de la publicidad de productos alimenticios y bebidas con altos contenidos de azúcar, grasas y sodio, que además son promocionados como saludables y utilizan personajes animados para captar la preferencia de padres y niños”.

En el comunicado, las organizaciones aseguraron que también es importante “la protección de los entornos escolares, de manera de evitar la oferta de productos ultraprocesados y promover la preparación de alimentos saludables en los comedores”.

“El acceso a información clara sobre los alimentos también resulta clave, a través de medidas como el etiquetado frontal de los productos, que adviertan a los consumidores sobre el exceso de azúcar, grasas y sal para proteger el derecho de los consumidores a elegir lo que prefieran para sus hijos”, indicó el documento.

Y añadió que “otras medidas, como el establecimiento de impuestos a las bebidas azucaradas, también son muy importantes para desalentar el consumo y prevenir el sobrepeso y la obesidad”.

Argentina se encuentra entre los mayores consumidores mundiales de gaseosas, una bebida con alto contenido de azúcar que también contribuye a la epidemia de obesidad.

El sobrepeso y obesidad aumentan los riesgos de tener enfermedades coronarias, ACV, diabetes, cáncer (de endometrio, mama, colon, hígado, riñones etc.), trastornos como osteoartritis e hipertensión, entre otras afecciones.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *