Un kit permite detectar el COVID en superficies en tiempo real

La detección de COVID-19 en ambientes de trabajo es un desafío de la reapertura laboral. El análisis de superficies y ambientes resulta fundamental para las organizaciones sometidas a una presión constante, que si bien nunca detuvieron sus actividades -como sucede con la industria de los alimentos- ante el ingreso de una mayor cantidad de personal pueden afrontar casos de COVID, o bien querer prevenirlos. Un modo de hacerlo es monitoreando la prevalencia de este virus en sus ambientes laborales (superficies y otro tipo de muestras).

Sobre estudios que han demostrado que el coronavirus (CoV) persiste en ambientes (superficies y objetos) y en la piel, Generom, compañía italiana de gran trayectoria que se destaca por ofrecer técnicas de desarrollo biotecnológico, desarrolló un kit de PCR en tiempo real que utiliza las secuencias indicadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para relevar la presencia de SARS coronavirus (SARS coronavirus simili y de 2019-nCoV —agente causante de COVID-19—), en extractos de ARN obtenidos, entre otros, de hisopados ambientales. El kit no está destinado al uso de diagnóstico humano, sino que permite relevar la presencia de vibriones en superficies variadas que, a su vez, puedan favorecer la transmisión del virus de persona a persona o a través de otros vehículos.

En este contexto, dentro del marco de actividades gratuitas del MITA (Universidad de Parma y Facultad de Agronomía de la UBA) el CEO de Generon, el Dr. Marcello Gatti, dictará mediante videoconferencia el seminario "Nuevas técnicas rápidas para detección de COVID-19 en ambientes laborales, el martes 2 de junio de 16:00 a 18:00, con el fin de dar a conocer nuevos desarrollos y distintas herramientas que permiten alertar sobre la presencia de COVID-19 en diversas superficies en los espacios de trabajo.

La industria alimentaria y otros espacios de alta exposición, como los centros de salud y las residencias para adultos mayores, son lugares que pueden requerir una desinfección más intensa que la tradicional. Para este tipo de empresas e instituciones se torna fundamental aplicar estos testeos rápidos en los espacios de trabajo como medida de protección adicional para los empleados.

Aunque la vuelta a la rutina que desarrollábamos hasta mediados de marzo no parece tener una fecha concreta ni cercana, sí vivimos un lógico y necesario plan de reapertura de distintas actividades por etapas, lo que implica nuevos cuidados o refuerzos de los ya impuestos para evitar que aquellos que se incorporen gradualmente a la dinámica laboral in situ —y no ya en forma remota, en el mejor de los casos— terminen contagiados por COVID-19 o se conviertan en vectores de contagio.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *