Universidad busca preservar el arbolado urbano costero bonaerense

Frente al avance de la urbanización sobre la costa atlántica, la Universidad Nacional de La Plata busca preservar y mejorar el arbolado de las dunas contemplando las actividades económicas, principalmente las vinculadas al turismo que se generan en la región. Para ello se capacita y asesora a la población y a entes territoriales sobre la organización comunitaria y educación ambiental para el manejo del arbolado.

La iniciativa es implementada desde el Centro de Estudios Integrales de la Dinámica Exógena (CEIDE), dependiente de las facultades de Ciencias Agrarias y Forestales y de Ciencias Naturales y Museo.

Allí se identifican los recursos forestales urbanos costeros bonaerenses para definir pautas de convivencia e interpretación del espacio. De este modo se apunta a la racionalización de la actividad humana, orientándola a la preservación y el mejoramiento de la forestación existente para cumplir con el papel de forestación urbana.

Los investigadores de la UNLP subrayan que la arborización urbana debidamente constituida y administrada no sólo es un componente más de la infraestructura de las ciudades, sino que otorga beneficios para la salud, la recreación y para la ciudad, favoreciendo un crecimiento urbano bajo criterios de sostenibilidad.

Fernanda Julia Gaspari, una de las investigadoras que conforma el equipo, explicó que “los ecosistemas dunícolas comparten una historia de explotación y falta de manejo adecuado, debido a que las actividades humanas alteran su delicado equilibrio”.

La calidad del paisaje urbano forestal en las regiones de dunas depende fundamentalmente de las actividades de conservación y protección de la masa arbórea. Este estado del paisaje se degrada debido a la intensificación de los fenómenos torrenciales naturales y por el crecimiento y expansión del turismo de manera desorganizada y mal informada.

Gaspari detalló que “la actividad económica representada por el mal uso recreativo del suelo, produce degradación ambiental de diferentes tipos y magnitudes de impacto, influenciando directamente sobre la calidad del paisaje”.

A la vanguardia de localidades costeras latinoamericanas, Mar de las Pampas (MDLP), en el Municipio de Villa Gesell, hacia mediados del siglo pasado, ha transformado cordones de dunas en el bosque urbano brindando un servicio ambiental-social. Las dunas costeras son un ecosistema singular, cuyos factores dominantes son el biotopo de sustrato arenoso de características especiales, que debido a su movilidad posee una capacidad mínima para retener agua de lluvia, bajo contenido en materia orgánica y escasa reserva de nutrientes minerales.

Cabe destacar que existe un interés local por declarar a MDLP como “Paisaje Protegido de Interés Provincial”, que como menciona la Ley Provincial 12.704, son aquellos ambientes naturales o antropizados con valor escénico, científico, sociocultural, ecológico u otros, conformados por especies nativas y/o exóticas de la flora y fauna, o recursos ambientales a ser protegidos.

Además, el municipio cuenta con un Código de Planeamiento Urbano y Normas de Edificación que permite su crecimiento ordenado, limitando la construcción de edificios en altura con el fin de resguardar las abundantes áreas verdes. El mismo rige bajo la Ordenanza 2051/2006, cuya denominación oficial es Código de Ordenamiento Urbano de Villa Gesell. Este marco, permite inducir que tanto el territorio, contándolo como el ambiente y el hombre alojado en él, como la gestión municipal y las organizaciones que integren y participen en la misma, tendrán la necesidad de conocer particularidades de su foresta.

Desde el equipo de investigación, explicaron que “se están materializando acciones concretas con el municipio por medio de reuniones en las que interviene la dirección de Ambiente y ONG, para la transferencia de medios y facilidades a la comunidad, ya que el conocimiento del comportamiento forestal en los diversos micrositios dunícolas permite valorizar el desarrollo urbano de la costa bonaerense, teniendo en cuenta la función ambiental e hidrogeomorfológica que cumple.

Las estrategias de divulgación de las funciones del arbolado se presentaron en un taller con el objetivo de promover procesos de capacitación y asesoría a la población y a entes territoriales para la organización comunitaria y educación ambiental, difundiendo pautas para el manejo del arbolado urbano.

Los talleres sirvieron para difundir la importancia de la conservación y protección del arbolado urbano, que están íntimamente ligadas con el conocimiento que la sociedad tenga del mismo.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *