Las consecuencias de una mala higiene bucal en niños

La boca es conocida como “la ventana de la salud del cuerpo” ya que refleja tanto síntomas de bienestar como de enfermedad. Las consecuencias que puede generar una mala higiene bucal pueden ser mayores que un simple dolor de muela, ya que el cuerpo está compuesto por un sistema interconectado y todo lo que sucede en nuestra boca, repercute en nuestro organismo. 

La salud bucal en niños y adolescentes, es considerada fundamental para detectar y prevenir enfermedades. En el programa de radio Paso Clave, entrevistaron a Carla Masoli, secretaria de Comisión Directiva de la Asociación Ontológica Argentina, quién señaló la importancia de “aprender a comer los alimentos e higienizarse la boca” para la prevención de enfermedades.

“La boca es una parte bastante descuidada desde el punto de vista de la salud. Y hay que estar atentos como padres. Hay muchas lesiones que se pueden producir en la boca y que tienen que ver con la alimentación, es decir que hay que educar en la prevención desde que un niño es bebé. Una alimentación saludable es tan importante como la higiene y el cuidado bucal” sentencia Masoli.

En nuestro país, las caries como las enfermedades gingivoperiodontales, son enfermedades prevalentes. Sobre todo en las poblaciones vulnerables. “Si bien las caries son multifactoriales, el factor sociocultural es muy importante” afirma la especialista.

A su vez, la experta, alerta sobre las consecuencias de la ingesta de hidratos de carbono: “son elementos cariogénicos que no deben ser prohibidos, pero cuidar la salud y la higiene bucal implica asearse los dientes luego de ingerirlos, hábito muy poco frecuente en nuestros hogares”.

Respecto a los programas de prevención en las escuelas, explica que “la promoción de la salud pasa fundamentalmente por el cepillado. Y en el mercado hay unas horquillas de hilo dental que ayudan a limpiar las zonas interdentarias, que son zonas de retención que representan hasta el 50% de superficie sin limpiar, pero que muy pocas personas usan en nuestro país”.

Asimismo, agrega un referencia sobre el enjuague bucal como complemento, “no reemplaza al cepillo, que debe ser definitivamente de buena calidad. Y si bien lo correcto es consultarle al profesional acerca de qué cepillo usar, es importante identificar las distintas técnicas de higiene, pues niños, adultos con patologías diferentes, requerirán distintos métodos de limpieza” concluyó.

COMPLETAMOS EL AUDIO DE LA ENTREVISTA COMPLETA.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *