Tuberculosis: Novena causa de muerte en el mundo

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advierte sobre la tuberculosis como novena causa de muerte a nivel global. El organismo informó que en 2016 más de 1,6 millones de personas murieron a causa de esa enfermedad respiratoria, mientras que en la Argentina hubo en ese período 11.000 nuevos casos y 670 muertes.

“La tuberculosis es la novena causa de muerte a nivel mundial, por encima del VIH-SIDA. En 2016, se estima que 1,3 millones personas con VIH negativo murieron por esa causa, y a esa cifra hay que sumarle 374.000 personas con VIH positivo”, según el informe difundido  por la OMS.

El organismo estimó que 10,4 millones de personas se enfermaron de tuberculosis en el mundo en 2016, de las que el 90% eran adultos, el 6,9% tenían menos de 15 años, el 65% eran hombres y un 10% eran pacientes con VIH.

En el mundo la cantidad de nuevos casos por año desciende a un ritmo de aproximadamente el 2% anual, mientras que en Argentina se mantuvo estable durante los últimos años.

A nivel global, la tasa de mortalidad por tuberculosis disminuyó un 37% entre 2000 y 2016; y a nivel regional, los descensos más rápidos se registraron en Europa y el Pacífico Occidental -que incluye países como Australia, China, Filipinas, Japón, Nueva Zelanda, Corea y Singapur-, con un 6 y 4.6% por año, respectivamente.

Los objetivos de la estrategia “Fin a la Tuberculosis” de la OMS son reducir para 2020 las muertes en un 35% y en un 20% su incidencia respecto a 2015, recordaron.

Hay signos que alertan sobre la enfermedad, tales son la pérdida de peso y de apetito, el cansancio persistente y otros síntomas que pueden confundirse – por falta de información- con otra patología como bronquitis o una gripe mal curada, afirman los especialistas.

“La resistencia a las drogas antituberculosas sigue siendo una amenaza. En 2016 hubo 600.000 nuevos casos de resistencia a la ‘rifampicina’, la droga de primera línea más efectiva”, advirtió la OMS en su informe, y agregó que de esos pacientes, 490.000 también presentaron resistencia a la ‘isoniacida’, el otro agente antibacteriano de primera línea utilizado para tratar la enfermedad.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *